La inteligencia artificial no está preparada para la seguridad

China sigue su ruta./Reuters
China sigue su ruta. / Reuters
INVESTIGACIÓN

EEUU deshecha su herramienta de vigilancia en redes sociales para examinar el comportamiento de los viajeros que llegan al país

INNOVA+Madrid

China, Reino Unido, Estados Unidos, Gales… Son algunos de los países que han puesto todas sus esperanzas en la inteligencia artificial para ayudar en materia de seguridad en zonas con gran afluencia de personas.

El gigante asiático ha conseguido perfeccionar sus sistemas para vigilar calles y otros sitios. Gales no ha tenido tanto éxito y su índice de fiabilidad está por los suelos. Ahora es Estados Unidos es quien ha dado marcha atrás en el despliegue de la inteligencia artificial en su administración.

En concreto es el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) quien ha desechado la idea de implantar un sistema de aprendizaje profundo para rastrear las redes sociales con el objetivo de detectar el posible comportamiento de los viajeros que llegan al país.

Según recoge The Washington Post, el ICE ha decidido no seguir con el desarrollo de la herramienta de inteligencia artificial al descubrir que no había una tecnología lo suficientemente avanzada como para cumplir con las expectativas de calidad.

El organismo, por su parte, ha decidido trabajar con empresas contratistas que provean del entrenamiento y la gestión de un equipo de personas que se encargará de hacer lo que antes iba a hacer un software.

La implantación de un sistema de inteligencia artificial formaba parte de los planes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para controlar y limitar la entrada al país de viajeros procedentes de países de mayoría musulmana. Esta tecnología ayudaría en las investigaciones de deportación y las denegaciones de visados.

Fotos

Vídeos