El MIT construye la base de los coches voladores

El dispositivo se adapta a tierra y aire.
El dispositivo se adapta a tierra y aire. / Mit
Array

Es un sistema de conducción de drones por tierra y aire

INNOVA+Madrid

Investigadores del Laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han construido unos dispositivos no tripulados capaces de alternar la conducción por tierra y el vuelo de forma autónoma.

Un sistema diseñado para drones, aunque los expertos del MIT esperan que en el futuro esta base sirva para para construir coches autónomos y voladores en el futuro.

El experimento ha demostrado que este sistema junta lo mejor de los coches autónomos y los drones, pues su modo de vuelo puede sortear los obstáculos que un coche no podría, y con la conducción por tierra se ahorra la batería que un dron gasta en el aire

Los pequeños aviones no tripulados pueden alternar entre estos modos dependiendo de en qué parte del recorrido se encuentren, de los obstáculos del camino y de la batería disponible.

Los desarrolladores han establecido varios circuitos predeterminados para probar los sistemas de conducción y vuelo autónomo, y de esta forma, ver si podría ser integrado en los coches.

El experimento ha demostrado que este sistema junta lo mejor de los coches autónomos y los drones, pues su modo de vuelo puede sortear los obstáculos que un coche no podría, y con la conducción por tierra se ahorra la batería que un drone gasta en el aire.

"Aún hay grandes desafíos para conseguir escalar esta tecnología a vehículos capaces de transportar personas", reconoce Daniela Rus, directora del laboratorio.

Pese a las dificultades, estos drones inspiran al personal del laboratorio "a pensar en un futuro con coches voladores que puedan ofrecer un transporte rápido y libre de tráfico".

Fotos

Vídeos