Las Provincias

El primer robot de cables que imprime en 3D es español

Cogiro puede trabajar de forma automática y veloz.
Cogiro puede trabajar de forma automática y veloz. / Tecnalia
  • investigación

  • Permitirá la creación personalizada de grandes piezas arquitectónicas o pequeños edificios, así como su monitorización en tiempo real durante la construcción

Tecnalia y el Institute for Advanced Architecture of Catalonia IAAC han desarrollado un robot de cables que imprime piezas en tres dimensiones de gran tamaño. El sistema pretende revolucionar el sector de la construcción, y combinando avances tecnológicos de robótica (robot de cables y drones) y de software, permitirá la creación personalizada de grandes piezas arquitectónicas, incluso pequeños edificios, así como su monitorización en tiempo real durante la construcción.

"La investigación desarrollada ha formado parte del programa Open Thesis Fabrication en el que alumnos y profesores de IAAC junto con ingenieros de Tecnalia han estado investigando durante 6 meses sobre la impresión 3D de piezas de gran tamaño para el sector de la construcción empleando robots accionados por cables", señala Mariola Rodríguez, responsable del proyecto.

Cogiro, que así se llama el dispositivo, es capaz de controlar la posición y la orientación del cabezal de extrusión 3D, controlando la longitud y la tensión de los cables de forma sincronizada. "El robot puede trabajar de forma automática una vez que lea las trayectorias a seguir en el proceso de impresión 3D. Dichas trayectorias se obtienen a partir del modelo 3D digital de las piezas a fabricar", añade.

Drones programados

Además, el proyecto también incluye el uso de drones programados para volar autónomamente, con el objetivo de monitorizar la obra y ofrecer informaciones térmicas del estado de secado de la estructura. Esta información es necesaria para controlar el proceso constructivo de impresión, evitando sobreponer nuevas capas de material sobre una base aún fresca y poco estable.

Los materiales utilizados en el proceso de impresión son "diferentes a los tradicionales, porque en cuanto se deposita el material debe curar (caso de materiales plásticos) o, en su caso, fraguar (caso de hormigones) rápidamente para evitar el colapso de la estructura", puntualiza Rodríguez

El sistema desarrollado por Tecnalia e IAAC pretende revolucionar el sector de la construcción, abaratando los costes de producción y ofreciendo la atractiva posibilidad de personalizar los productos finales. Con esta colaboración, "el imprimir en 3D elementos arquitectónicos de grandes dimensiones y pequeños edificios de forma automática está cerca de ser una realidad", sentencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate