Las Provincias

«La tecnología traerá nuevos puestos y habrá que formarse»

Experto en tencología y miembro de la RAI, José Manuel Sanjurjo.
Experto en tencología y miembro de la RAI, José Manuel Sanjurjo. / RC
  • José Manuel Sanjurjo, Real Academia de Ingeniería

  • El experto trabaja desde hace años para concienciar de la «llegada del tsunami tecnológico» al tejido empresarial

José Manuel Sanjurjo es vicealmirante retirado y miembro de la Real Academia de la Ingeniería, pero, sobre todo, experto en tecnología que desde hace varios años trabaja con otras academias del ramo en "concienciar a Europa de la llegada del tsunami tecnológico al tejido empresarial".

'EU Industrialization: What’s next? Volts, bits and neurons' es el trabajo que lidera en los últimos meses… ¿Cuáles son los pilares base de su estudio?

Trabajamos sobre tres ejes: conectividad, automatización de la información y robotización. Pero todos ellos están relacionados. Trabajamos con el Horizonte 2030, tenemos que hacer una transformación digital de manera adecuada porque el tejido empresarial en ese año será distinto al de ahora y no podemos quedarnos atrás. La población cada vez está más envejecida y habrá que echar mano de la tecnología. Lo más importante es que la industrialización es la única manera de tener una sociedad con puestos de trabajo de calidad y bien remunerados. El famoso Internet de las Cosas va a transformar nuestra manera de hacer las cosas y, sobre todo, la impresión en 3D. Este va a ser un factor revolucionario en pocos años del que tenemos que estar muy pendientes.

¿Y cuándo estará disponible el informe?

Después de verano.

¿Está preparado el tejido empresarial español para adaptarse a esta nueva revolución industrial?

Un tema importante es que hay que ver si las pymes pueden soportar este gran cambio. Alertamos de que hay que tomar medidas con tiempo para que el tejido de las pymes aguante ese cambio. El tejido empresarial español, como el europeo, está compuesto por pequeñas y medianas empresas y la gente no es consciente de que son estos empresarios los que crean empleo. Trabajamos con el horizonte 2030, pero no queda tanto y está a la vuelta de la esquina. La tecnología tiene un gran progreso y está cambiando todo a gran velocidad.

¿Cómo se puede ayudar a las pymes en esa adaptación?

No soy partidario de las subvenciones a fondo perdido. Las dos líneas son que las pymes tengan acceso a financiación y hacer un sistema de transferencia de tecnología donde la administración o lo privado jueguen un papel importante.

¿Por qué se tiene tanto miedo a la innovación?

Siempre que hay una revolución desaparecen puestos de trabajos y se crean nuevos. Los que se van a crear son totalmente distintos, pero tenemos que formar a la gente para esos puestos. Más vale que nos preparemos, si no lo hacemos será otros. La tecnología no va a parar, sino que seguirá con su progresión.

Quizá sea un problema de educación, ¿no?

Si quieres que te sea sincero, uno de los objetivos de este informe es fomentar un diálogo para que la gente sea consciente de este cambio. Necesitamos un modelo de industria, saber dónde queremos ir. La industria 4.0 es un concepto que nace en Alemania, pero tiene casi una década. Creo que se ha rebasado ese 4.0 con la llegada de la inteligencia artificial. Con esta, la industria ha sufrido un progreso enorme y todo esto no es ciencia ficción, está ahí. La puedes ver en algunos hogares y gracias a las redes neuronales que la forman son capaces, por ejemplo, de encender la tele, de reconocer distintas voces. Imagina esto en una empresa, es lo que nos viene y no estará más lejos de 5 años.

O quizá sea concienciación social. ¿Está preparada la sociedad española?

Nunca antes la humanidad había estado expuesta a cambios a tanta velocidad. Nos ha tocado esta época y hay que trabajar en ella. Hace falta un debate sobre este tema, porque tiene muchas implicaciones: empleo, educación, armonización de las Comunidades Autónomas. Todos tienen que sintonizarse para no quedarnos atrás.

Los informes laborales alertan de que se destruirán bastantes puestos de trabajo. ¿Deben preocuparse los trabajadores por la inteligencia artificial? Ya son varias las voces que piden la imposición de impuestos a los robots.

Probablemente pase. Si sustituyen puestos lo pagarán, pero es muy complejo. Este cambio sí que no tiene parangón con otros. Estamos viviendo el mayor cambio tecnológico desde la aparición de la agricultura. No se parece a la primera revolución en ningún caso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate