Las Provincias
El sistema permite evitar errores y ahorrar tiempo.
El sistema permite evitar errores y ahorrar tiempo. / Junta de Andalucía

Patentan un sistema inteligente para dispensar fármacos

  • investigación

  • El método desarrollado en Andalucía utiliza la inteligencia artifical y minimiza los errores al entregar los medicamentos a los pacientes

La Junta de Andalucía junto con investigadores del Complejo Hospitalario de Granada, la spin-off andaluza Naranjo Intelligent Solutions (NIS) y el Instituto de Investigación Biosanitaria de la capital nazarí han pantentado un sistema inteligente de dispensación de medicamentos en hospitales. El método utiliza la inteligencia artificial para mejorar la administración y distribución de los fármacos en la red de hospitales andaluces.

El sistema bautizado como IPharma está compuesto por varios dispositivos electrónicos en los cajetines de los medicamentos de los pacientes y además tiene instalado un software dotado de los elementos de la inteligencia artifical para poder trabajar con mayor precisión.

Después de que los facultativos prescriban a los pacientes los fármacos necesarios para su recuperación, el sistema procesa los datos e identifica el medicamento y al paciente que debe recibirlo. El técnico de farmacia recibe una señal acústica que le indica un número de dosis necesarias. Con este nuevo sistema, la información queda registrada electrónicamente, un proceso que antes se hacía manualmente.

Esta solución tecnológica I+D+i supone “un avance en materia de seguridad y eficiencia en la administración de fármacos a los pacientes”, explica el consejero de Salud, Aquilino Alonso, durante su visita a la Unidad de Farmacia del Hospital San Cecilio, que ha pilotado el innovador modelo.

Rapidez y sin errores

Las primeras pruebas de IPharma se han llevado a cabo en el Hospital Universitario de Granada. Durante el periodo de pruebas, los investigadores han podido constatar que el sistema minimiza errores de dispensación y aumenta la seguridad del paciente, al informatizarse el procedimiento e impedir que la medicación se deposite en una ubicación que no le corresponde.

Además, se ha comprobado también que este nuevo sistema ayuda la reposición de los medicamentos, ya que la unidad de farmacia hospitalaria tiene conocimiento de la cantidad y el momento en el que debe reponerse un medicamente, lo que permite realizar un continuo control del stock y evitar la falta de fármacos.