Siri puede leerle tus whatsapps a cualquiera

Siri puede leerle tus whatsapps a cualquiera

Un error del iOS 11 permite al asistente leer las notificaciones del usuario aunque el móvil esté bloqueado

J. A. G.Madrid

 Vuelven a aparecer los errores en la programación de los sistemas operativos de Apple. La última versión de iOS, la 11.2.6, tiene un agujero que permite ser a Siri indiscreta y leer en voz alta los whatsapps, aunque el móvil esté bloqueado. Este 'bug' lo ha destapado una web brasileña 'Mac Magazine', especializada en informaciones del gigante de Cupertino. Los usuarios de Apple tienen la posibilidad de ocultar las notificaciones de la 'app' de mensajería instantánea para alejarlas de miradas indiscretas. Sin embargo, iOS 11 es un paraíso para los curiosos y cotillas, un simple «Hey Siri, lee mis mensajes de WhatsApp». El asistente de Apple preguntará si puede acceder a los mensajes y con un simple «sí», el acceso se completa.

Por el momento, solo están a salvo los usuarios con un iPhone X, ya que el Face ID no dejará a nadie que no sea el dueño del teléfono leer los mensajes en la pantalla. De otra forma, esta se apagará. Eso sí, el resto de usuarios tiene también una forma de evitar esta intromisión en la privacidad. Con ir a los ajustes de la plataforma de mensajería, después a 'Notificaciones' y luego a 'Mostrar previsualizaciones' se puede cerrar la puerta a cotillas. Con cambiar la opción, activada por defecto, 'Si está bloqueado' por 'Nunca'.

Un año movido

Las últimas actualizaciones de los sistemas operativos de Apple no le están dando alegrías a los usuarios de la manzana mordida. El pasado mes de febrero, 'Motherboard' anunciaba la filtración de una de las partes más sensible de los 'smartphones' del gigante de Cupertino. Esta filtración publicada en un primer momento en 'GitHub' sería la entrada perfecta para los ciberdelincuentes para acceder al corazón de los iPhone y hacerse con una información muy valiosa para negociar con ella en el mercado negro. Filtración que al poco tiempo de salir a la luz fue confirmada por la propia Apple, aunque los directivos de la compañía decidieron restarle importancia. «Al parecer, se ha filtrado código fuente antiguo de hace tres años.

Pero, por diseño, la seguridad de nuestros productos no depende de que se mantenga en secreto nuestro código fuente. Hay muchas capas de protecciones de hardware y de software integradas en nuestros productos y, además, instamos siempre a nuestros clientes a que se actualicen a las últimas versiones de software para beneficiarse de las protecciones más avanzadas», señaló en febrero la firma tecnológica en un comunicado que recogió Applesfera.

La filtración hacía referencia al código fuente del iBoot de iOS 9, el programa encargado de que el sistema operativo arranque con total confianza. Sin embargo, Apple restó importancia una vez más: «se trata de un código bastante anticuado». Esta intromisión ilegal conocida a principios de año se suma al problema de rendimiento que Apple arrastra en sus dispositivos más antiguos y que le ha llevado a los tribunales en Estados Unidos y también en Francia.

Para evitar apagones repentinos, la empresa instaló en los últimos meses un algoritmo que ralentiza el procesador de sus iPhone 6, 6s, SE y 7 cuando alcanza picos de alta potencia. Esta función tiene su razón de ser en el envejecimiento progresivo de las baterías, que puede incrementar las posibilidades de que esto suceda.

Apple ha admitido la existencia de esta función a varias páginas webs estadounidenses después de que los rumores sobre el rendimiento de los dispositivos antiguos de Apple salieran a la luz.

Un usuario de Reddit aseguraba que su iPhone 6s había mejorado su rendimiento tras reemplazarle la batería. Además, las pruebas realizadas por el desarrollador John Poole en la plataforma Geekbench habían certificado bajadas de rendimiento en iPhone 6s y 7 a partir de las versiones 10.2.1 y 11.2.0 del sistema operativo iOS, respectivamente. La empresa estadounidense ha explicado en su respuesta que las baterías de ion-litio se convierten en «menos capaces de cubrir picos de demanda de corriente» en condiciones como el frío, la baja carga de batería o el envejecimiento por el uso. Como consecuencia, los smartphones pueden «apagarse de forma inesperada» para proteger sus componentes electrónicos.

Fotos

Vídeos