Las Provincias

Taylor Swift se rebela contra el 'streaming' y abandona Spotify

Taylor Swift
Taylor Swift / ARCHIVO
  • La cantante estadounidense retira toda su discografía de la plataforma de música 'online' por los pocos ingresos que genera

  • La compañía responde que el 70% de sus ingresos retornan a la industria musical y publica un post en el que pide a la artista que regrese junto a ellos

«La música no debería ser gratis». Esa era la opinión que expresaba la cantante Taylor Swift en una columna que se publicó en el Wall Street Journal el pasado mes de julio. La de Pensilvania reafirmaba una postura que ya había defendido en anteriores ocasiones: el descenso de la venta de discos no es una consecuencia exclusiva de la piratería sino que también tenía mucho que ver con los servicios de 'streaming' como Spotify, una plataforma con la que ha mantenido ciertos desencuentros desde hace un tiempo.

La estrella estadounidense, uno de los fenómenos pop del momento, consumó ayer un divorcio que se veía venir desde hace tiempo. Retiró toda su discografía de la aplicación, de la que ahora no se pueden encontrar más que migajas como el tema que compuso para la banda sonora de la película 'Los juegos del hambre', cuyos derechos están gestionados de manera diferente. Y lo hace en un momento clave cuando su último trabajo '1989' acumula casi un millón y medio de copias vendidas. El motivo, los pocos ingresos que genera la música en línea para los artistas.

Su último disco, estrenado hace una semana, no llegó a estar disponible al completo en las librerías de Spotify excepto su primer sencillo 'Shake It Off'. Swift decidió, antes de su lanzamiento, ceder la exclusiva a iTunes de manera que quien quisiese escuchar sus nuevos temas tendría que pagar por ellos. No es la primera vez que adopta una estrategia de este tipo. Solo cabe recordar que los temas de 'Red' tardaron meses en aterrizar en la plataforma. Una vía, la de optar por la tienda de música de Apple, que ya escogieron grupos como Coldplay o más recientemente U2, que ha firmado un acuerdo de colaboración con los de Cupertino.

Playlist para la ausencia de Taylor

La empresa de Daniel Ek, que ya ha enfrentado crisis similares, ha desechado avivar el debate con una pataleta pero tampoco han querido dejar pasar el asunto de largo. En un post con cierto aire cómico publicado en su blog oficial, Spotify pide a la artista que regrese con ellos e incluso ha creado una 'playlist' para convencerle titulada 'What To Play While Taylor’s Away' ('Qué escuchar mientras Taylor no esté').

«Taylor, los dos éramos jóvenes cuando te vi por primera vez, pero ahora somos más de 40 millones los que queremos que te quedes, te quedes, te quedes», afirma la compañía, que recuerda que sus canciones se escucharon 16 millones de veces en el último mes, que remata este ofrecimiento con un «es una historia de amor, baby, sólo di que sí, di que sí».

El comunicado también defiende el modelo de negocio de Spotify, asegurando siete de cada diez euros que ingresan vuelven a la industria musical. En otras ocasiones, han asegurado que el problema no reside en ellos sino en el reparto que hace las discográficas con los músicos, con los que el servicio de 'streaming' no negocia directamente. Sus detractores afean a esta firma sueca que por cada reproducción apenas se ganan unos centavos de dólares, lo que hace más atractivo - y rentable- comercializar sus temas en otras plataformas.