Mano de obra: menos de 5 euros

JOSÉ A. GONZÁLEZMadrid

El tamaño de Samsung se demuestra a la hora de fabricar y ensamblar sus smartphones. La gigante surcoreana pone a trabajar toda la maquinaria de su grupo, un hecho que le permite reducir costes al construir cada componente que da vida a sus dispositivos. Tanto los Galaxy S8, su versión Plus y el Note 8 están fabricados en las intimidades del grupo, tan solo los auriculares, el cargador y la cubierta de cristal se encarga a terceros.

En el caso que la construcción de los iPhone X, Samsung también ha pegado un pequeño mordisco al gigante de Cupertino al convertirse en el proveedor principal de las nuevas pantallas OLED del smartphone del décimo aniversario de la compañía dirigida por Tim Cook.

Sin embargo, la suma de todos los componentes ni el coste por construir el dispositivo, que apenas alcanza los 5 euros, llega a los 1.010 euros que los seguidores de la gama Note han de pagar, no alcanza la mitad. Pero, hay que tener en cuenta los gastos de envío y comercialización. Además, Samsung y las demás tecnológicas destinan grandes cantidades a sus partidas de I+D+i para generar nuevas tecnologías para impresionar a sus seguidores y que ahora se centran en la inteligencia artificial.

Fotos

Vídeos