Las Provincias

BMW prepara un coche que se puede aparcar con un reloj

Detalle del prototipo en el que trabaja BMW
Detalle del prototipo en el que trabaja BMW / BMW
  • El prototipo, que verá la luz en Las Vegas, está equipado con sensores láser para detectar paredes y objetos alrededor del vehículo. El sistema no precisa de señal GPS, ya que el algoritmo calcula la posición exacta incluso en interiores

Lo de un coche con control remoto, hasta la aparición de los coches autopilotados de Google, ha sido una idea más propia de la ficción y de personajes como Michael Knight, que reclamaba a Kit su presencia desde su muñeca; o James Bond, quien en 'El mañana nunca muere' llega a activar con un rudimentario Nokia el piloto automático de uno de sus lujosos coches. Mientras en Mountain View siguen avanzando con sus planes, BMW ha hecho público que trabaja ya en un automóvil que podrá aparcarse con la única ayuda de un 'smartwacht'.

Un primer modelo del i3 verá la luz en el próximo Consumer Electronics Show que se celebra a principios del mes de enero en la ciudad de las Vegas. Este prototipo aún embrionario está completamente automatizado y cuenta con la tecnología de autoconducción de la factoría del fabricante que le permite moverse sin problemas en un aparcamiento de varios pisos, a tenor de los resultados vistos hasta el momento. Este proyecto se une a una lista de innovaciones en la que trabaja el fabricante, que también investiga un mecanismo pensado para problemas médicos al volante. Si el conductor sufre un infarto, la plataforma sería capaz de llevar el vehículo hasta el arcén de la carretera y avisar a los servicios de Emergencia.

El utilitario estaría plagado se sensores y contaría con una serie de dispositivos con laser que le permitirían calcular distancias en 360 grados para evitar choques y colisiones. Estos escáneres escrutan los alrededores del vehículo no solo para detectar paredes o bordillos, sino que también son capaz de reconocer otros objetos como conos de obra.

El usuario puede controlar desde su reloj inteligente para poner en marcha este sistema de 'autopárking', monitorizar el proceso, activar los frenos o detener el proceso.

Uno de los aspectos más interesantes es que toda esta plataforma no utiliza para nada las señales GPS, que suelen dar problemas y ser más inexactas en interiores. Los algoritmos que componen este 'software' son capaces de determinar su posición exacta y enviarla inmediatamente al dispositivo.

Temas