Las Provincias

Spotahome, la versión española de Airbnb para estancias más prolongadas

Alejandro Artacho, CEO de Spotahome.
Alejandro Artacho, CEO de Spotahome. / Virginia Carrasco
  • emprendedores

  • La ganadora de la última edición de South Summit es una plataforma 100% online que se encarga de visitar y comprobar personalmente todas las propiedades que publican

La startup española de alquileres Spotahome ofrece un modelo disruptivo que busca revolucionar el sector inmobiliario. Se trata de una plataforma online similar a Airbnb que ofrece los anuncios más completos de apartamentos, habitaciones, estudios y residencias de estudiantes y profesionales. La diferencia principal con la web norteamericana de moda es que los alquileres deben ser superiores al mes de duración. Spotahome se dirige al mercado de estancias de medio y largo plazo, cubriendo todo el alquiler no vacacional superior a 30 días.

Así, aunque es una plataforma de reservas online como Booking o Airbnb, ellos vieron que "en el sector del largo plazo no había modelos transaccionales, todo lo que encontrabas eran agencias tradicionales o páginas de clasificados como Idealista o Fotocasa", indica Alejandro Artacho, CEO y cofundador.

Es además el único "marketplace" que se encarga de visitar y comprobar personalmente todas las propiedades que ofertan. Toman fotografías profesionales, incluyen planos, graban vídeos en alta definición de la propiedad y del barrio, e incluyen descripciones muy detalladas. Muestran todo lo necesario para que el futuro inquilino conozca la propiedad en su totalidad sin necesidad de visitarla.

Así, estas visitas virtuales sitúan al futuro inquilino dentro de las casas. Son vídeos en primera persona realizados por los conocidos como "runners", gente local que se encarga de acercarse a las propiedades que estén en alquiler para describirlas de la mejor manera posible y aportar toda la información a los futuros clientes.

Para subir una vivienda a la plataforma, normalmente son los dueños los que se ponen en contacto con ellos, pero en otras ocasiones es la propia startup la que accede a los propietarios, que no son solo personas, también empresas inmobiliarias que se dedican a compra o construcción y posterior alquiler.

Spotahome supone "comodidad y facilidad" tanto para propietario como inquilino, dicen desde la empresa. El primero tan solo debe estar decidido a alquilar, abrir la puerta al "runner" y transmitirle sus condiciones (tiempo mínimo de alquiler, si acepta o no mascotas, si se acepta fumadores, etc.). En pocas horas el anuncio estará en la web y el dueño comenzará a recibir reservas.

Funcionamiento

El inquilino solo debe abrir Spotahome, cuyo uso es intuitivo y se adapta a cualquier dispositivo, tanto ordenador como tablet y móvil. El primer paso es elegir la ciudad en la que buscas piso, filtrar los criterios personales de búsqueda, escoger la propiedad más acorde a tus necesidades y seleccionar el periodo de tiempo. La reserva se hace 100% online a través de tres métodos de pago diferentes y el propietario será quien confirme o decline la solicitud.

"Cuando el inquilino reserva y paga el primer mes, nosotros cobramos un pequeño porcentaje del contrato de alquiler, una parte que resulta cinco veces menor a la que se llevaría una agencia tradicional", afirma Artacho.

Ahora mismo la gran mayoría de las viviendas ofertadas son pisos compartidos que se alquilan por habitaciones, perfectos para estudiantes o personas que encuentran su primer empleo. Se han reservado ya más de 1.300.000 noches. Desde que empezaron han movido en el mercado más de 25 millones de euros.

El buen trabajo realizado hasta ahora por Spotahome les ha llevado a ser los grandes ganadores de la 5ª edición del South Summit, entre más de 3.000 empresas de todo el mundo. Destacando por su innovación, la viabilidad y la escalabilidad de su tecnología. Gracias a este prestigioso premio, la empresa española gozará de mayor financiación, visibilidad y fácil acceso a acuerdos estratégicos.

El primer alquiler, en dos horas

"Lanzamos Spotahome en marzo de 2014 y en menos de dos horas un japonés reservó durante un año y medio. Casualmente el japonés estaba en Madrid y buscaba piso en la ciudad, entonces solo teníamos nueve propiedades. Ahora mismo nuestra red cuenta con más de 25.000 y está en constante crecimiento cada día", indica el CEO. La plantilla también ha crecido, empezaron cuatro personas y actualmente son 125 en las oficinas y casi 200 "runners".

Pese a ser una startup española, actualmente está disponible en 16 ciudades repartidas en diez países: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Granada, Roma, Milán, París , Lyon, Londres, Bruselas, Berlín, Dublín, Viena, Estambul y Dubái.

"Queremos seguir expandiéndonos, nos gustaría entrar en Portugal y en los países escandinavos. Ampliar nuestra zona de influencia en Alemania y por supuesto llegar a Estados Unidos, el mundo inmobiliario en Nueva York es impresionante. En países orientales como Japón y China creo que sería un pelotazo, está comprobado que en todos los lugares donde hemos llegado hasta ha funcionado. Estamos en 10 países, nos quedan 182", dice Artacho.

Todo lo offline a online

"Nos imaginamos Spotahome en un futuro como la empresa inmobiliaria online más grande del mundo. Ahora mismo estamos centrados en el mercado del alquiler pero dentro del sector inmobiliario hay millones de transacciones a través de diferentes modelos de negocios que mueven billones de dólares", indica el cofundador de la empresa.

Artacho asegura que su misión es "identificar todo lo que se transacciona offline, cómo se hace y pasarlo a online". De esta forma, los caseros tendrán una mayor comodidad porque no tendrán que estar pendientes de visitas y pueden gestionar todos los movimientos a través del ordenador, smartphone o tablet. Para el inquilino igual, "con Spotahome las visitas son virtuales desde casa sin tener que cuadrar fecha con el dueño".

Además, los propietarios pueden requerir acceder a nóminas. "Tenemos un seguro que cubre el impago de hasta un 75%. Si un inquilino alquila para seis meses y se va a los tres, el propietario puede reclamar los otros tres meses".