Los coches autónomos no podrían haber circulado con el temporal del fin de semana

Coche autónomo de Gogole./Archivo
Coche autónomo de Gogole. / Archivo

Los sensores LIDAR que equipan estos vehículos se guían por las líneas de la carretera y los cruces

J. A. G.Madrid

Este fin de semana,las carreteras españolas se han cubierto con varios centímetros de nieve que han provocado un importante caos en la vuelta a casa tras las vacaciones navideñas. Un problema que ha dejado ‘tirados’ a cientos de vehículos y un inconveniente futuro para los coches autónomos.

A poco menos de dos años para que, según los expertos, los vehículos sin conductor recorran kilómetros por las carreteras, los copos de nieve pueden frenar en seco su aceleración. Estos coches están ‘conducidos’ por un sistema de sensores que leen las líneas de la carretera y así saben cuándo han de girar o seguir recto.

Más información

El sistema LIDAR, que así se llama este conjunto de sensores, es perfecto para circular en condiciones normales o con lluvia. No obstante, las automovilísticas ya vieron este problema cuando Yandex, el Google ruso, comenzó a probar su flota de Toyota Prius por las carreteras del gigante europeo.

La solución que encontró la compañía es el mapeo de las ciudades y así sortear la nieve y las calzadas cubiertas. Una vía en la que también trabaja la estadounidense Ford cuyos vehículos están equipados con mapas en 3D de alta resolución, completos con información sobre la carretera y lo que hay sobre ella, incluyendo mapas de carretera, señales, geografía, hitos y topografía.

“Una cosa es que el coche conduzca en condiciones meteorológicas perfectas” -explicó Jim McBride, jefe técnico de vehículos autónomos de Ford, durante una prueba de sus vehículos sobre nieve en Michigan- "y otra diferente es hacerlo cuando los sensores del coche no pueden ver la carretera porque esta está cubierta de nieve. El tiempo no es una ciencia exacta, y por eso estamos realizando pruebas de vehículos autónomos en condiciones invernales para, por ejemplo, el 70% de residentes de los Estados Unidos que viven en regiones en las que nieva”.

Fotos

Vídeos