'Black Mirror' se hace realidad en China

Vista general de la cuarta sesión plenaria de la decimotercera Asamblea Nacional Popular./Efe
Vista general de la cuarta sesión plenaria de la decimotercera Asamblea Nacional Popular. / Efe

Crédito Social calificará a los ciudadanos chinos y les restringirá determinados servicios por mala conducta

INNOVA+Madrid

A partir del 1 de mayo, 'Black Mirror' deja de ser ciencia ficción para convertirse en realidad en China. Crédito Social es un sistema estatal que permite premiar o castigar a sus ciudadanos, tecnología que recuerda al capítulo 'Nosedive' de la popular serie de Netflix.

Esta primavera, Pekín trasladará este particular carnet por puntos a trenes y aviones, que serán los primeros sitios a los que no puedan acceder los chinos con baja calificación. Según Reuters, dichas prohibiciones podían tener una duración de hasta un año.

Por ejemplo, los ciudadanos que hayan sido pillados fumando en un tren, que hayan usado billetes ya caducados o con antecedentes por difundir falsas alertas en trenes o aviones o crear conflictos en ellos podrán ser vetados en estos medios de transporte.

Pekín está preparando una enorme base de datos para evaluar el comportamiento de sus ciudadanos, que incluirá información sobre sus actividades comerciales, sociales y judiciales.

Además de castigar las calificaciones bajas, está previsto que el Gobierno premie a las altas, aunque aún no se conocen detalles de esta parte positiva. China estima que la versión completa de su Crédito Social esté disponible en 2020. Por el momento, seguirán lanzando restricciones y advertencias que afectarán a algunas personas.

Fotos

Vídeos