Las Provincias

Skunklock, el candado para bicis que hace vomitar a los ladrones

  • Está fabricado con acero y fibra de carbono y cuando intenta forzarse desprende un gas tan pestilente e irritantes como el que echan las mofetas

Se llama Skunklock y está revolucionando el mundo de los ciclistas desde que salió. Se trata del primer sistema de seguridad desarrollado para dar un escarmiento a los ladrones de bicicletas. Está fabricado con acero y fibra de carbono y cuando intenta forzarse desprende un gas tan pestilente e irritantes como el que echan las mofetas (de ahí su nombre) cuando están en peligro.

Según apuntan sus creadores, los californianos Daniel Idzkowski e Yves Perrenoud, el 99% de las personas expuestas a este gas a medio metro de distancia tuvieron náuseas. Aún así, defienden que no es peligrosos para los usuarios aunque se caiga o se le den golpes, ya que para liberar el gas hace falta cortar el 30% de la estructura, por lo que se puede usar a diario.

El SkunkLock se podrá conseguir desde 109 dólares (unos 95 euros) a partir de junio de 2017.