Más de 1.500 escolares compiten en Desafío Robot en Valencia

  • 220 equipos de toda España han participado en la octava edición del torneo que organiza el Museu de les Ciències

El Museu de les Ciències acoge este viernes Desafío Robot 2016, una competición organizada por la Ciutat de les Arts i les Ciències, en colaboración con la Universitat Politècnica de València, y que ha reunido a más de 1.500 escolares de la Comunidad Valenciana, principalmente, pero también de otros centros de España y de Europa.

“Llevamos ya ocho ediciones de Desafío Robot, y esperamos celebrar muchas más; hemos conseguido convertirla en la gran cita para los centros escolares, la universidad y la empresa, en lo que se refiere a la divulgación y la aplicación de la tecnología en la robótica”, explicó José Antonio Gordillo, Departamento de Divulgación de la Ciutat de les Arts i les Ciències.

“Hemos creado un robot, lo hemos programado y hemos estado trabajando en él muchas semanas; es algo muy entretenido, aprendes a programar y muchas más cosas”, señaló Youssef Ouhanna, estudiante del IES Macià Abela de Crevillente.

“Hemos tenido que trabajar y pensar mucho, decidir cómo podemos hacer que el robot sea mejor, más eficiente y más rápido, que no falle, y a la hora de programar eso influye mucho, porque has de tener todo bien estudiado”, añadió Youssef.

“Hay diferentes pruebas; por ejemplo, en una hay un circuito de velocidad en el cual se ha de seguir una línea y se trata de no salirse y hacer el máximo número de vueltas sin que el robot pierda la línea, en dos minutos de tiempo”, indicó Vicent Reig, estudiante del IES José Segrelles de Albaida.

“Estos robots son ideales para aprender programación básica; existe una placa control, y con unos programas básicos ordenas un recorrido, y al colocar el robot en el circuito éste ha de hacer lo que le has programado de forma automática; no lo puedes tocar”, remarcó Lluís Sempere, estudiante del IES Gabriel Císcar de Oliva.

“Es una celebración de la tecnología, la creatividad, la inspiración y el trabajo en equipo, tomando como base la robótica y su desarrollo”, señaló José Antonio Gordillo, divulgador de la Ciutat de les Arts i les Ciències. “Le echan muchas horas, muchas tardes y noches; y lo hacen porque es un proyecto que les apasiona”, concluyó.