Prisión para tres amigos que violaron varias veces a una mujer en Valencia tras drogarla

Prisión para tres amigos que violaron varias veces a una mujer en Valencia tras drogarla

La Audiencia provincial impone 21 años de cárcel a los responsables del abuso sexual en grupo y la prohibición de acercarse a la víctima

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

La Audiencia de Valencia ha condenado a un grupo de amigos que protagonizó una violación en Valencia con semejanzas a la que presuntamente sufrió una joven en San Fermín y por la que se acusa a la pandilla conocida como ‘La Manada’. El tribunal impone a los tres colegas penas de prisión que suman 21 años de cárcel y les obliga a indemnizar a la víctima con 10.000 euros, según la sentencia que ayer difundió el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Los hechos sucedieron en la madrugada del 3 de junio de 2012. Ernesto, uno de los condenados, se encontró con la víctima en una discoteca de Ribarroja. Con ella había mantenido una relación de amistad que se remontaba algunos años atrás. Según el fallo, «le fue introducida en la bebida de la mujer una sustancia no concretada que le hizo perder el sentido de la realidad».

El tribunal no aclara cuál de los sospechosos la drogó, pero sí lo que sucedió después. «Esto fue aprovechado por Ernesto y sus amigos Modesto y Pablo Jesús para invitarla y trasladarla al domicilio de los dos primeros», sito en Valencia, al que llegaron a las ocho de la mañana.

Allí consumieron cervezas y «advirtiendo aturdimiento y desorientación de la víctima», Ernesto «la llevó a su habitación, la desnudó y la puso de rodillas y de espaldas sobre la cama». Tal y como describe la sentencia, el procesado «la penetró vaginalmente mientras Modesto y Pablo Jesús introdujeron su pene en la boca». Según el fallo, Ernesto repitió su acción y Modesto «volvió a mantener relaciones sexuales» con la víctima «aprovechando que deambulaba por la casa buscando sus pertenencias y su teléfono móvil».

Los tres amigos tienen antecedentes delictivos. Ernesto fue condenado en 2010 por un atraco y, cuatro años después, por robo con fuerza. Modesto fue condenado en 2012 por un delito de hurto y Pablo Jesús tenía antecedentes por violencia de género y maltrato familiar.

La Fiscalía pedía para cada uno de ellos nueve años de prisión y un alejamiento de 200 metros respecto a la víctima. Los enjuiciados alegaban que la relación sexual fue consentida. Sin embargo, el tribunal no lo entiende así. Tanto a Ernesto como a Modesto le impone ocho años de cárcel por delito continuado de abusos sexuales. Por último, Pablo Jesús ha sido condenado a cinco años de prisión. A todos se les ha impuesto una orden de alejamiento.

Más información

Temas

Tsjcv

Fotos

Vídeos