Un hombre hiere de gravedad a su exmujer y su exsuegra y se mata de un tiro en Tavernes de la Valldigna

Una de las víctimas del crimen de Tavernes de la Valldigna, trasladada por las asistencias sanitarias. / Carlos Gimeno

Las dos víctimas se encuentran heridas de gravedad tras recibir varios disparos de escopeta

C. GIMENO / R. ESCRIHUELA / EFEValencia

Dos mujeres, madre e hija, se encuentran heridas de gravedad tras recibir varios tiros hacia las 15:35 horas en la playa de Tavernes de la Valldigna, en la comarca de la Safor. El autor de los disparos, de 35 años y ex pareja de la mujer más joven, se ha suicidado de un tiro de escopeta en el pecho tras perpetrar el doble crimen.

Los disparos se han producido en el edificio Vall Mar de la playa de Tavernes de la Valldigna. El hombre armado con una escopeta, vecino de Tavernes, ha entrado a un local en la avenida de La Marina, número 40, y ha comenzado a tirar contra su expareja y la madre de esta.

La mujer de 29 años ha recibido el disparo en las nalgas, mientras que su madre, de 52, lo ha recibido en el estómago. Varias ambulancias han acudido para asitir a las dos mujeres, trasladadas a un centro hospitalario.

Al parecer, el agresor se presentó en el local de los exsuegros y una vez en el interior disparó una escopeta, primero a su exmujer y luego a la madre de ella.

Las dos mujeres heridas, que se encuentran en estado grave tras haber sido trasladadas a sendos centros hospitalarios: una de ellas, al Hospital La Fe de Valencia y la otra, al Francisco de Borja de Gandia.

Fuentes de la investigación han indicado a EFE que el matrimonio tenía un hijo en común y el hombre tenía una orden de alejamiento dictada por la autoridad judicial.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación y al lugar de los hechos también se han trasladado varios agentes de la Policía Local de Tavernes de la Valldigna. Un fuerte dispositivo de seguridad ha mantenido acordonada la zona a primera hora de la tarde.

El arma del crimen, la escopeta, podría de padre del agresor, según han apuntado fuentes de la investigación.

Una ambulancia y agentes de la Guardia Civil en la vivienda del crimen. / C. Gimeno

Fotos

Vídeos