Un vecino de Gandia, detenido con 540 kilos de hachís

Un vecino de Gandia, detenido con 540 kilos de hachís

La droga incautada tiene una gran pureza, por lo que se habrían podido elaborar más de un millón de dosis en el mercado ilícito

EUROPA PRESS ALBACETE

La Guardia Civil de Albacete ha detenido a un hombre de 61 años vecino de Gandia (Valencia), tras encontrar en el vehículo que conducía 18 fardos de hachís en los que había un total de 540 kilos de esta sustancia, en un control para detectar drogas que se había instalado en la autovía A-43 en Villarrobledo.

Según ha informado en una nota de prensa la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, el hachís incautado tiene una gran pureza, por lo que se habrían podido elaborar más de un millón de dosis en el mercado ilícito.

El vehículo que conducía el detenido intentó evitar un control instalado en la A-43 en Villarrobledo (Albacete), para dificultar y controlar la circulación de personas y vehículos sospechosos de traficar con drogas y cometer delitos contra el patrimonio.

La maniobra que hizo para eludir el operativo policial fue observada por los guardias civiles que desde un helicóptero apoyaban el dispositivo policial.

Seguido por el helicóptero

Tras detectar la maniobra sospechosa, la dotación del helicóptero hizo un seguimiento del vehículo fugado volando a baja altura, hasta que fue interceptado por una patrulla que se encontraba en uno de los escalones de vigilancia del control.

En el registro del vehículo se localizaron en la parte trasera y ocultos bajo una manta 18 fardos, de unos 30 kilos de peso cada uno, con una sustancia de color marrón que resultó ser hachís, que en su conjunto dio un peso total de 540 kilos.

El conductor fue detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública, en la modalidad de tráfico de drogas y puesto a disposición del juzgado de Instrucción número 1 de Villarrobledo, que ha decretado su ingreso en prisión.

La aprehensión de la droga se enmarca dentro del Plan Telos, de ámbito nacional que se desarrolla desde 2012, para dar respuesta a la lucha contra el tráfico de hachís procedente de Marruecos, origen en este caso del estupefaciente, cuyo destino final supuestamente era la costa levantina.

En esta operación participaron agentes de la Comandancia de Albacete con el apoyo de un perro adiestrado del Servicio Cinológico de la Guardia Civil y un helicóptero del Servicio Aéreo de la Comandancia de Murcia.

Fotos

Vídeos