Una joven salva la vida de su bebé al desplomarse una puerta de Mestalla

Valla caída delante de las taquillas de Mestalla. /Lola Soriano
Valla caída delante de las taquillas de Mestalla. / Lola Soriano

La mujer evitó que la valla cayera sobre el carrito en el que iba su hijo al ver que se desplomaba sobre ellos

L. S. , H. E. y J. MValencia

Un milagro salvó este viernes la vida de una chica de 25 años y de su bebé en las taquillas de Mestalla. Una puerta corredera metálica de más de una tonelada de peso se salió de las guías y cayó sobre la joven, de nombre Fuensanta, que aún pudo empujar el carrito en el que llevaba a su bebé de seis meses para que no se viera afectado. La joven quedó atrapada debajo de la puerta, que fue levantada a pulso por varias personas que estaban allí y que rescataron a Fuensanta. Rápidamente se personó una ambulancia y varias dotaciones policiales. Del niño, en un primer momento, se hizo cargo una empleada del Valencia hasta que el llegó el cuñado de la herida para hacerse cargo.

Fuensanta fue trasladada al nuevo hospital La Fe debido a la gravedad de sus heridas y fue operada de urgencia. La chica presentaba fracturas en húmero y radio, además de una luxación en la cadera, lesiones en la espalda y un traumatismo craneal. «Tenía una gran brecha en la cabeza», señaló Juan Alfonso, que llegó al lugar del accidente mientras se liberaba a la chica de la puerta. Sobre la acera todavía se podía ver un charco de sangre después de que se trasladara a la herida a La Fe.

Tras caer la puerta se vivieron momentos de angustia porque la joven, aprisionada por la puerta, señalaba que no sentía las piernas. Fuensanta no perdió en ningún momento la lucidez pese a que el impacto sobre su cabeza se podía ver en la puerta, de donde se desprendió una de las rejillas superiores. La joven se había acercado a las taquillas de Mestalla a comprar un regalo de Reyes.

El accidente se produjo cuando la puerta se abrió para que entrara un camión que transportaba un contenedor de obra. La puerta corrió por las guías hasta que se desplomó. Fuentes policiales aseguraron que la chica llegó a darse cuenta de que la puerta iba a caer, por lo que todavía pudo reaccionar para salvar la vida de su bebé empujando el carro hacia fuera y trató ella de resguardarse lo máximo posible del impacto. Un gesto que le pudo salvar la vida.

La policía inmediatamente investigó las causas del posible accidente. A las inmediaciones de Mestalla se desplazó una unidad de la Policía Científica.

Arriba, imagen de las taquillas de Mestalla donde se ha producido el accidente. Abajo, la mujer en el momento de ser atendida. / Lola Soriano/EFE

Fotos

Vídeos