La última medalla para Blas Gámez

Un aplauso de más de un minuto de duración y una sentida emoción de las decenas de asistentes a la capilla ardiente enmarcaron el acto de imposición de la Medalla de Oro por parte del ministro del Interior al subinspector de la Policía Nacional asesinado a puñaladas. Juan Ignacio Zoido reconfortó durante un largo tiempo a la viuda y al agente que abatió al autor del crimen.

Más información

Fotos

Vídeos