Un trabajador del puerto, detenido en una operación contra el tráfico de cocaína

Puerto de Valencia./Damián Torres
Puerto de Valencia. / Damián Torres

La Policía Nacional se incauta de 24 kilos de droga y arresta a tres sospechosos en la Pobla de Vallbona y Molina de Segura

J. MARTÍNEZ/J. A. MARRAHÍ

Una operación antidroga de la Policía Nacional ha destapado la presunta implicación de un trabajador del puerto de Valencia, zona caliente en la entrada de coca en España, entre las redes de tráfico de esta droga. Los agentes se han incautado de 24 kilos de esta sustancia y ha arrestado a tres personas en la Pobla de Vallbona y Molina de Segura, en Murcia.

Según ha podido saber este diario de fuentes de la investigación, dos de las detenciones se han producido en el municipio de Camp de Turia, entre ellas la del trabajador portuario. Este sospechoso ha quedado en libertad provisional tras pasar a disposición judicial, previo pago de una fianza de 3.000 euros. Eso sí, tiene causa abierta por un delito contra la salud pública y deberá acudir a los juzgados a firmar dos veces al mes para garantizar que no elude la acción de la justicia. El otro detenido en la Pobla, por contra, ha ingresado en prisión.

La operación de la Policía Nacional ha estado acompañada de cuatro registros domiciliarios, dos de ellos en inmuebles de los sospechosos en la Pobla de Vallbona, otro más en la localidad murciana y el cuarto en la ciudad de Valencia. Es en esta última inspección donde los agentes descubrieron la droga, valorada en 816.000 euros.

En las cuatro entradas en las viviendas de los detenidos, los policías se han incautado de 120.000 euros en metálico, dinero que, según todos los indicios, podría provenir de la actividad de la organización con el negocio de la cocaína. Otros efectos y documentos están siendo analizados por los investigadores para determinar el alcance de la organización y si hay más personas vinculadas.

Trapicheo en una discoteca

La Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a un joven de 24 años a tres años de cárcel por vender droga a jóvenes en el aparcamiento de una discoteca de Cabanes. Además, cuando fue detenido trató de huir por una ventana del cuartel de la Guardia Civil donde permanecía retenido.

Según la sentencia, que ayer difundió el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV), los vigilantes alertaron a la Benemérita al detectar el trapicheo. Tras un cacheo, los agentes intervinieron al sospechoso 56 con drogas sintéticas como MDMA, ketamina y anfetaminas. En su intento de huida empujó a un guardia y se escondió en unos arbustos.

Fotos

Vídeos