El trabajador de un bar degüella a un cliente mientras desayunaba

Empleados del retén fúnebre trasladan el cuerpo del hombre asesinado, ayer, en la calle Estatut de Benicàssim. / EFE/domenech castelló

La Guardia Civil arresta al presunto homicida tras atacar con un cuchillo a la víctima cuando tomaba un café en la terraza del local de Benicàssim

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

Degollado mientras tomaba un café y leía el periódico en su cafetería. Así de cruel ha sido la muerte de un hombre de 60 años vecino de Castellón que ayer por la mañana fue asesinado en el bar La Alegría de la calle Estatut de Benicàssim. Según las primeras investigaciones, el presunto autor del homicidio es un trabajador del local de origen asiático que fue detenido de inmediato por agentes de la Policía Local del municipio y está siendo interrogado en dependencias de la Guardia Civil.

El crimen se ha registrado sobre las ocho de la mañana, en presencia de varios testigos que se encontraban en la pequeña terraza de pocas mesas instalada en la acera o paseando por la zona. Ni la policía ni la Guardia Civil pudieron ayer aclarar si fue un comentario puntual, un trastorno, un desacuerdo o una enemistad anterior lo que llevó al empleado asiático a coger un cuchillo y cortar el cuello al cliente ante la mirada horrorizada de testigos.

Quienes lo vieron no tardaron en dar la voz de alarma. De inmediato, el lugar se inundó de agentes de la Policía Local de Benicàssim y de la Guardia Civil. Los miembros del cuerpo municipal fueron los primeros en llegar. Se encontraron con la víctima sentada y sangrando en la terraza del local, ya aparentemente sin vida. El sospechoso del crimen se encontraba en el lugar y no opuso resistencia a la detención.

Un médico del centro de salud y un equipo del SAMU también acudieron al bar. Pero en esta ocasión, su presencia sirvió de poco. Las heridas de arma blanca alcanzaron órganos vitales de la víctima y ya no había ninguna esperanza. Sólo pudieron confirmar el fallecimiento del hombre, un vecino de Benicàssim de origen español.

El resto fue trabajo de la Policía Judicial de la Guardia Civil y del juzgado de guardia. Fue preciso colocar una mampara de plástico para proteger la escena del crimen de la mirada de curioso y evitar que el cadáver en la mesa de la terraza quedara expuesto en la céntrica calle adoquinada del municipio. Ya a última hora de la mañana se autorizó el levantamiento del cuerpo sin vida.

El nuevo crimen se produce en un comienzo de verano marcado por el aumento de homicidios en la Comunitat. En poco más de una semana, entre finales de junio y los primeros días de este mes, cinco personas han muerto asesinadas en Benicàssim, Paterna, Alcoy y Valencia.

En la localidad de l'Horta, un hombre de 35 años con discapacidad y adicción a los porros acabó con sus padres a tiros de escopeta. A las pocas horas, un hombre acuchilló a otro en Alcoy en un asunto relacionado con las drogas. El domingo de madrugada, el italiano Marcello C. fue víctima de una venganza por celos: estrangulado presuntamente por un amigo de su país que se desplazó a Valencia.

Fotos

Vídeos