«En el secuestro hay algo raro»

El obispo Antonio González Sánchez.
El obispo Antonio González Sánchez. / el diario de ciudad victoria

El religioso mexicano duda de la rápida descomposición mientras la familia de Pilar Garrido presiona para enviar los restos a España El obispo de Ciudad Victoria cuestiona el hallazgo de los huesos de la valenciana

ARTURO CHECA VALENCIA.

La nebulosa que rodea a la supuesta muerte de Pilar Garrido, la valenciana desaparecida en México, no deja de espesarse. A las dudas de la familia sobre la identidad genética de los restos hallados junto a la carretera de Tamaulipas, y su quejas de que los investigadores no les hayan remitido la radiografía de los molares para confirmar el dato, se une ahora la sombra arrojada por uno de las cabezas visibles de la Iglesia mexicana. El obispo de Ciudad Victoria, Antonio González Sánchez, considera ahora que hay «algo raro en el secuestro» y en el caso de la valenciana. En declaraciones recogidas por el periódico local 'El diario de Ciudad Victoria', el prelado es contundente: «El secuestro está lleno de cosas no entendibles: no digo que haya algo oscuro atrás, no me atrevo a decir eso porque no sé, pero a muchas personas se les hace muy extraño el caso».

El obispo se pronunció así tras hablar de «paz y seguridad» en la peregrinación anual de las diócesis de Tamaulipas para ver a la Virgen de Guadalupe. La principal inquietud de González Sánchez gira en torno a la cercanía de dos fechas claves del caso, la de la desaparición de Pilar el 2 de julio y el hallazgo de unos huesos a 10 kilómetros el 27 de julio. «Se me hace muy extraño. Hasta donde alcanza mi ignorancia, yo no creo que en tan poco tiempo se descomponga un cuerpo, pues se lo encontraron dos o tres semanas después», subraya el religioso.

González critica también la «celeridad» con que se ha actuado para dar con los restos supuestamente de la valenciana frente al rosario de criminalidad y muerte que asedia a México. Sólo en el estado de Tamaulipas hay que lamentar en lo que va de año casi 700 asesinatos y más de un centenar de raptos. Y el obispo hace una reflexión con gran carga crítica hacia los responsables policiales y políticos: «Con todas las personas que han muerto a causa de la violencia, ¿por qué a una persona extranjera le echan todas las ganas en la investigación, mientras cientos de personas desaparecidas ahí quedan? No se entiende, pero bueno, así es nuestro México lindo y querido».

El obispo de Ciudad Victoria también rompe una lanza en favor de los familiares de Pilar Garrido y su lucha para que México les permita lo antes posible realizar una segunda prueba genética a los huesos hallados en la carretera de Ciudad Victoria a la costa. «Sé que no es por desconfianza y tienen todo el derecho de solicitarlo. Es como cuando una persona pide una segunda opinión ante una enfermedad que le diagnosticó un médico, tiene derecho a acudir a otro médico», subraya el responsable religioso de Tamaulipas.

Reunión en la Procuraduría

Precisamente ayer, la madre de Pilar, Rosa María Santamans, y su marido, Jorge F., acudieron a la Procuraduría del estado mexicano con tal de «presionar para que los restos vengan cuanto antes a España», como detalló Raquel Garrido, la hermana de la víctima, a LAS PROVINCIAS.

Los dos familiares de la valenciana se citaron por la mañana con los responsables policiales de la investigación y con la fiscal del caso para impulsar la llegada a la Comunitat tanto de los huesos encontrados como, sobre todo, de las radiografías de los molares localizados junto a la carretera.

Raquel Garrido ya destacó que esta prueba permitiría corroborar «en menos de 24 horas» si es correcta o no la identificación genética que México ha realizado sobre la identidad de Pilar Garrido. Simplemente con la constatación del odontólogo habitual de la valenciana del perfil dental se lograría esta confirmación. El pueblo de Massalavés ya celebró un pleno extraordinario el pasado sábado para mostrar todo su apoyo a la familia de la valenciana, natural del municipio, y sumarse a la presión a México y al Gobierno español para acelerar los trámites de repatriación.

Fotos

Vídeos