Dos policías evitan que una niña se asfixie al reanimarla cuando se atragantó con un caramelo en Requena

Los oficiales Arturo Domingo y David García que participaron en la acción./LP
Los oficiales Arturo Domingo y David García que participaron en la acción. / LP

Los dos oficiales estaban fuera de servicio y practicaron la maniobra de Heimlich a la menor durante la procesión del Domingo de Ramos

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Dos oficiales de la Policía Local de Requena evitaron que una niña de tres años se asfixiara al practicarle la maniobra de Heimlich instantes después de que se atragantara con un caramelo durante la procesión de Domingo de Ramos. La rápida actuación de los agentes permitió que la menor volviera a respirar con normalidad en poco tiempo.

Los hechos ocurrieron mientras los miembros de una cofradía procesionaban por la calle Villajoyosa de Requena. Uno de ellos salió de la fila con una niña en brazos, que también participaba en el acto religioso, para pedir auxilio porque su hija se estaba ahogando tras atragantarse con un caramelo. El hombre estaba muy nervioso y no sabía cómo actuar.

Tras observar la preocupante escena, dos oficiales de la Policía Local de Requena que se encontraban fuera de servicio, presenciando la procesión con sus respectivas familias, acudieron en ayuda del padre. David García sujetó por la espalda a la menor y le realizó la compresión abdominal o maniobra de Heimlich hasta desobstruir la garganta. El otro oficial de la Policía Local de Requena, Arturo Domingo, introdujo sus dedos en la boca de la niña para sacar el caramelo y despejar las vías respiratorias.

En ese momento, la pequeña rompió a llorar, un síntoma de que ya respiraba con normalidad. El padre de la menor, todavía muy asustado por los angustiosos hechos, agradeció la rápida intervención de los policías que auxiliaron a su hija.

Se da la circunstancia de que el oficial David García, de 37 años de edad, ya realizó el pasado año un servicio en Requena en circunstancias similares y con la misma maniobra para reanimar a un bebé de cinco meses que se estaba asfixiando. Y por aquel servicio meritorio recibió una de las felicitaciones públicas que otorga la Generalitat Valenciana. Con una carrera de 14 años como policía local, casado y padre de un hijo de tres años, David ha vuelto a demostrar su gran valía como agente del orden público.

Tras esta gran actuación policial, el Ayuntamiento de Requena ha felicitado a los dos oficiales de la Policía Local y han manifestado su satisfacción porque "todo se ha resuelto de manera satisfactoria y la pequeña está fuera de peligro y en perfecto estado de salud".

Fotos

Vídeos