Robaban tarjetas y cartillas del banco a personas mayores por el método de la siembra

Dos ancianos, operando en un cajero automático. / L. M.

Los detenidos están acusados de 46 delitos de hurtos y estafas en cajeros automáticos en Valencia

LAS PROVINCIASValencia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a una mujer y un hombre, de 21 y 23 años y de origen rumano, como presuntos autores de ocho delitos de hurto y 38 delitos de estafa, cometidos en 20 días en siete cajeros automáticos de Valencia y uno de Madrid. Los arrestados están acusados de sustraer las tarjetas o cartillas bancarias a personas de avanzada edad y a continuación extraerles dinero. El valor de lo sustraído más las compras realizadas ascendía a unos 6.000 euros.

Según han informado fuentes policiales en un comunicado, las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías de una serie de hurtos de tarjetas y cartillas bancarias a personas de avanzada edad cuando estaban operando en cajeros automáticos de Valencia.

Los sospechosos presuntamente utilizaban el procedimiento conocido como la 'siembra'. este modus operandi consiste en dejar caer al lado de la víctima un billete y, seguidamente, llamar su atención diciéndole que se le había caído dinero, al agacharse a recogerlo era el momento que aprovechaban para sustraerle la tarjeta o cartilla bancaria. En alguna ocasión cambiaban la tarjeta por la de otra persona.

Los agentes averiguaron que los sospechosos previamente habían controlado a sus víctimas con el fin de averiguar el número secreto y una vez sustraída la tarjeta o cartilla, con el número pin realizaban reintegros y compras en establecimientos comerciales. Estas operaciones sumaron un total de unos 6.000 euros.

Agentes en labores de prevención de paisano por la calle Filipinas de Valencia observaron a dos mujeres y dos hombres sospechosos y reconocieron a dos de ellos como los presuntos autores de los hurtos. Tras interceptarlos y realizar diversas gestiones, los detuvieron como presuntos autores de ocho delitos de hurto y 38 delitos de estafa. Los policías les intervinieron 150 euros y cuatro resguardos de dinero enviado a Rumanía por valor de unos 750 euros.

De los detenidos, dos tenían antecedentes policiales. Uno de ellos ha pasado a disposición judicial y una mujer fue puesta en libertad.

Fotos

Vídeos