Psicólogos y los servicios municipales prestarán ayuda a los familiares del menor

Un momento del entierro del niño fallecido en Elda. / efe
Un momento del entierro del niño fallecido en Elda. / efe

Alrededor de 200 vecinos arropan a los padres del niño fallecido en el funeral celebrado en la localidad alicantina

REDACCIÓN VALENCIA.

Elda despide con dolor al niño alicantino de 8 años fallecido en extrañas circunstancias el pasado miércoles en un asalto a su domicilio. Familiares y vecinos quisieron arropar a los padres del menor en el funeral celebrado ayer por la mañana en el tanatorio de Elda-Petrer. Conmocionados por lo sucedido esta semana en la localidad, en un acto de violencia en el que también fue agredida la pareja del padre de acogida del niño, rindieron un sentido adiós en el funeral al que asistieron

A las 11 de la mañana daba comienzo la misa funeral de cuerpo presente por el menor, a la que asistieron autoridades locales, vecinos y familiares, además del padre y su pareja, quien también fue víctima de lo sucedido y sufrió heridas leves por el ataque. El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, acudió en compañía del equipo de gobierno para mostrar el apoyo y la solidaridad de toda la ciudad a los padres del pequeño.

Alfaro explicó al término del funeral que los servicios municipales quedaban a disposición del padre y los familiares para ofrecer cualquier tipo de ayuda o atención, incluso si fuera necesario, atención psicológica. De este modo, las autoridades municipales han querido mostrar su afecto por lo ocurrido y facilitar toda ayuda que fuera necesaria tras el fatal episodio.

Los asistentes, visiblemente consternados por lo ocurrido, expresaron su dolor y el duelo por el que actualmente pasa la población, donde la familia convivía con el resto de habitantes y donde eran muy conocidos por los vecinos.

El alcalde también quiso señalar que no tenía constancia de novedades en la investigación que sigue la Policía Nacional de Alicante para esclarecer el caso, que sigue su curso y se hará todo lo posible para saber qué ocurrió el pasado miércoles en el domicilio de esta familia alicantina.

Tras el acto litúrgico, el féretro fue conducido hasta el cementerio de la localidad alicantina, seguido por todos aquellos que quisieron acompañar a la familia en los momentos de dolor.

La investigación sigue abierta y y sin detenidos hasta el momento. Los hechos que ocurrieron sobre las 21 horas del pasado miércoles después de que una vecina alertara a la policía tras escuchar un fuerte grito y encontrar los agentes, a la mujer amordazada y al menor en parada cardiorrespiratoria, han conmocionado a la localidad.

Fotos

Vídeos