Psicólogos en las aulas y dos pueblos unidos por el dolor

Ambulancias y psicólogos se desplegaron ayer en el colegio Santo Negro de Elda para prestar apoyo profesional a alumnos, padres o profesores. Fue un día en el que los menores mostraron sus dudas y temores ante los hechos que el miércoles por la tarde golpearon a la comunidad educativa. El centro lucha para reponerse de un tiroteo machista que además fue presenciado por el hijo de la víctima, alumno del centro, y otros chavales que salían de clase. En el dispositivo de atención trabajaron miembros de Sanidad, Igualdad y Cruz Roja. Los jóvenes del centro de Formación Profesional que hay junto al colegio colgaron mensajes de repulsa: «Injusticia», «inseguridad», clamaban dos de ellos.

Mientras, la condena unánime se repitió tanto en Elda como en Monforte del Cid, donde residía Jessy tras separarse de Imanol. El Ayuntamiento de Elda mostró su «rechazo a cualquier violencia».

Ya por la tarde, 1.500 ciudadanos, entre ellos amigos de la víctima, se concentraron en la plaza de la Constitución y desplegaron una pancarta en la que se leía: «Elda contra la violencia de género». Al acto acudió la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.

Fotos

Vídeos