Prisión para un hombre que atropelló mortalmente a un amigo en Gijón

La Justicia atribuye al acusado un delito contra la seguridad vial por conducción bajo el efecto de bebidas alcohólicas, otro de homicidio por imprudencia grave y por omisión de socorro

EFEGijón

El Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón ha acordado hoy el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de un hombre detenido por el atropello mortal registrado en la madrugada del pasado sábado en Gijón en el que falleció un amigo suyo, según han informado fuentes judiciales.

El presunto autor del atropello que costó la vida a Juan Fombona, de 38 años, había estado cenando y de copas con la víctima esa noche y reside en las cercanías del domicilio del fallecido, situado en las inmediaciones del lugar donde se produjo el siniestro

Tras ser detenido ayer, A.A.S. pasó esta mañana a disposición judicial, donde se ha negado a declarar, y, ante su falta de colaboración, la existencia de riesgo de fuga y la gravedad de los hechos que se le imputan, la Fiscalía pidió su ingreso en prisión.

Al margen de que la calificación de los hechos pueda variar durante la instrucción del procedimiento, el Ministerio Público los considera constitutivos de un delito contra la seguridad vial por conducción bajo el efecto de bebidas alcohólicas en concurso con los de homicidio por imprudencia grave y omisión del deber de socorro.

A.S.S. fue arrestado una vez que los agentes de la Policía Nacional identificaron el coche con el presuntamente se produjo el atropello la madrugada del sábado.

Según la Policía, desde el primer momento los investigadores se centraron en el amigo de la víctima mortal, con el que estuvo cenando y tomando copas en un bar próximo al lugar del atropello, que se produjo a la altura del número 275 de la Avenida de Dionisio Cifuentes.

La centralita policial recibió a las 4:15 horas el aviso de que en dicho lugar había una persona tirada en la calle y el comunicante aseguró desconocer si estaba durmiendo o si podía haber sufrido un accidente.

Los agentes desplazados a la zona comprobaron que había sido atropellado y que se encontraba en estado grave por lo que requirieron la presencia de la asistencia sanitaria que tan solo puede certificar su fallecimiento.

En el lugar de los hechos se observó la presencia de restos de un vehículo dispersos sobre el pavimento de los que se hizo cargo el equipo de atestados para instruir las diligencias sobre el atropello.

El estudio y cotejo de los vestigios hallados en el lugar del atropello y de los datos aportados por la Policía Local y por las declaraciones de testigos la Policía permitió determinar que el coche implicado era un BMW.

Fotos

Vídeos