La policía sigue sin pistas fiables tras 24 días del rapto de la valenciana en México

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, con los familiares de la valenciana secuestrada en México. / efe
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, con los familiares de la valenciana secuestrada en México. / efe

El Consell está en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Ximo Puig expresa su apoyo a la familia de Pilar Garrido

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

La policía mexicana mantiene el operativo de búsqueda de la valenciana secuestrada el pasado 2 de julio en uno de los estados con mayor índice de criminalidad del país, pero sigue sin pistas fiables sobre el paradero de Pilar Garrido Santamans. Tras cumplirse hoy 24 días del extraño rapto, los agentes de la Policía Federal de México continúan realizando indagaciones y buscando indicios que les permitan iniciar una nueva línea de investigación.

Mientras el marido de la víctima sigue esperando una petición de rescate, al mismo tiempo que colabora con la policía azteca, la hermana y la madre de Pilar están pendientes las 24 horas del día del teléfono en su domicilio en Massalavés. Cada cierto tiempo reciben una llamada de los investigadores que se hicieron cargo del caso criminal, aunque las pesquisas no avanzan, y consultan con los policías la información que pueden divulgar sin entorpecer las indagaciones.

Los seis operativos de búsqueda en cuatro localidades de los municipios de Soto la Marina y Abasolo, los más cercanos al lugar donde secuestraron a Pilar Garrido, fueron infructuosos para encontrar a la víctima o identificar a sus captores, según informó el fiscal del estado mexicano de Tamaulipas, Irving Barrios.

La policía azteca ha investigado ya a una veintena de individuos sin que se haya podido relacionar a ninguno de ellos con en el rapto de la joven valenciana. Como ya informó LAS PROVINCIAS, el retrato robot difundido de uno de los secuestradores corresponde a un joven de unos 15 o 16 años de edad, de complexión delgada y de tez morena oscura. La imagen del rostro de este individuo se conoce gracias a la descripción del delincuente realizada por el marido de la víctima, Jorge G. F., el único testigo y denunciante del rapto.

Para colaborar con los investigadores mexicanos, la hermana de Pilar gestiona desde España una cuenta de correo electrónico (pilargarrido.desaparecida@yahoo.com) donde se puede enviar información de forma anónima para ayudar a la policía a resolver este extraño caso. «Insistimos en pedir la colaboración ciudadana porque cualquier pista puede ser muy importante para encontrar a mi hermana», afirma Raquel Garrido.

Apoyo del Consell

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, recibió ayer a los familiares de la víctima y les trasladó la preocupación del Consell y su voluntad de «impulsar los mecanismos disponibles» para obtener la mayor información posible del caso en el más breve espacio de tiempo. Puig recordó que el Gobierno valenciano está «en permanente contacto» con el Ministerio de Asuntos Exteriores y que se encuentra a su disposición para colaborar «en cuanto sea necesario para impulsar la investigación».

La Policía Estatal de México no califica este caso de secuestro porque no ha habido petición de rescate. Según la versión de Jorge F., su esposa fue raptada por tres hombres cuando el matrimonio regresaba con su bebé a casa tras pasar un fin de semana en una localidad costera de Tamaulipas. Uno de los asaltantes le apuntó con una pistola y le hizo indicaciones para que detuviera su vehículo en una carretera secundaria. Jorge vio las amenazas a través de su espejo retrovisor y decidió parar porque temía que abrieran fuego contra la parte trasera de su coche, donde viajaba su bebé.

La policía sospecha que los hombres armados pretendían robar el automóvil de las víctimas, y por eso les dijeron que bajaran del vehículo, pero Pilar les rogó que no lo hicieran porque su bebé estaba dentro del coche. Y entonces, uno de los individuos gritó: «¡Nos llevamos a la vieja!», según el testimonio del marido de la víctima.

En Tamaulipas, uno de los estados más violentos de México, las bandas criminales han cometido 686 homicidios y 105 secuestros en los primeros cinco meses de este año. Sin embargo, la hermana de Pilar confía en la policía azteca. «Mientras no haya un cuerpo hay esperanza para encontrar a mi hermana», dijo Raquel Garrido hace varios días en la Cadena COPE.

Fotos

Vídeos