La Policía vaticina un aumento de mafias que intentan introducir heroína en Valencia

Llegada a Valencia de un buque de contenedores, en una imagen de archivo./D. T.
Llegada a Valencia de un buque de contenedores, en una imagen de archivo. / D. T.

El Ministerio del Interior advierte del incremento de envíos de droga procedentes de países como Turquía

EFEMadrid / Valencia

La Policía Nacional vaticina un "aumento importante" en el intento de las mafias de introducir heroína mediante buques mercantes y contenedores en los puertos de Valencia y Barcelona como consecuencia de las cada vez más numerosas producciones de opio de Afganistán que tienen como destino Europa.

Así se lo han expresado este martes al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, los responsables de la brigada central de estupefacientes de la Policía con motivo del quincuagésimo aniversario de su creación.

Según informa Interior en un comunicado, los mandos de la brigada central de lucha contra el narcotráfico han ofrecido a Zoido los datos de incautaciones de droga en 2017, año en el que ha batido el récord de aprehensiones (477 toneladas), lo que demuestra que "España se ha convertido en un muro de contención".

De esta forma, las fuerzas de seguridad incautaron el 40 por ciento de la cocaína aprehendida en toda Europa proveniente de Sudamérica y casi el 70 por ciento del hachís procedente de Marruecos.

Precisamente, la efectividad policial, resalta Interior, está obligando a los capos de la droga a salvar la "barrera" española y abrir nuevas rutas en Europa, como el caso de la heroína, cuyo tráfico al continente irá en aumento debido a que las producciones de opio en Afganistán alcanzan las 9.000 toneladas al año.

A la ruta clásica de entrada de heroína en Europa a través de los Balcanes hasta Holanda se suman otras vías que emplean a los países caucásicos. De hecho, vaticinan un aumento de intentos de entrada en España por el puerto de Valencia y Barcelona desde países como Turquía.

Respecto a la cocaína, la Policía ha apuntado que la efectividad está obligando a los capos de esta droga a "salvar la barrera" que les supone España, por lo que están abriendo nuevas rutas de entrada en países como Bélgica y Holanda.

Interior recuerda que los principales países de procedencia detectados de los envíos de cocaína a España son Brasil, Chile, Panamá, Perú, Colombia, Ecuador y Costa Rica con destino a los puertos de Algeciras, Valencia, Barcelona y Vigo.

La técnica habitual que siguen las bandas de narcotraficantes es la de enviar varios contenedores "sin contaminar" y uno solo "contaminado", generalmente, desde Sudamérica, a través de distintas empresas de exportación de todo tipo de mercancías al mismo o distintos puertos marítimos para minimizar riesgos.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad han detectado últimamente un nuevo "modus operandi" para introducir la cocaína denominado "drop off", y que consiste en colocar un dispositivo de geolocalización de droga que posteriormente es lanzada en bultos preparados desde buques mercantes legales en los que la organización mantiene connivencia con parte de la tripulación.

Luego la recogen cerca de la costa en pequeñas embarcaciones de recreo o pesca para su posterior introducción en los puertos marítimos españoles.

Los altos mandos de la brigada también han analizado con Zoido el tráfico de hachís, del que España es el mayor incautador de Europa por su cercanía a Marruecos, lo que está obligando a las mafias a esquivar la acción policial a través del Mediterráneo occidental.

De esta forma, el hachís sale de Marruecos hacia Libia y Egipto para después regresar a países del Mediterráneo europeo.

Fotos

Vídeos