La policía investiga la agresión a un escolar en la puerta de un instituto de Alicante

EP ALICANTE.

La Policía Nacional ha dado traslado a la Fiscalía de Menores de Alicante de la situación de acoso vivida por un menor de 13 años de edad, hemofílico, que presuntamente fue increpado y empujado por un compañero en presencia de otros cuatro adolescentes en el centro escolar al que asisten.

Según informaron ayer fuentes policiales, por el momento, el suceso no está catalogado ni como agresión ni como acoso escolar. Los hechos se produjeron cuando el menor fue empujado por un compañero en presencia de otros chicos y, por su enfermedad, le aparecieron hematomas en la piel.

Tras tener conocimiento de los hechos, el pasado miércoles el centro educativo convocó la Comisión de Absentismo porque el alumno, que ya había repetido curso, no acudía al instituto, según informaron fuentes de la Conselleria de Educación.

Seguidamente, los técnicos de servicios sociales del Ayuntamiento de Alicante acudieron a la casa del menor, siguiendo los pasos que marca el protocolo del absentismo. Una vez en el domicilio familiar, la madre les comunicó que la ausencia se debía a que su hijo había sido agredido en la puerta del centro. Desde la Conselleria de Educación confirmaron que la dirección del instituto puso en marcha el protocolo del plan de prevención de violencia en las aulas.

La puesta en marcha de este protocolo incluye el aviso a la Fiscalía de Menores para su conocimiento, aplicar una medida cautelar de expulsión de cinco días para los supuestos agresores y abrir una investigación por parte del Departamento de Orientación del centro.

El Grupo de Menores de la Policía Nacional de Alicante se hizo cargo de las investigaciones y realiza gestiones para identificar a los jóvenes implicados en los hechos denunciados en una comisaría por la madre del niño.

Fotos

Vídeos