La policía detecta la compraventa de 150 toneladas de cobre robado en Valencia

Dos policías sacan del maletero de un coche el cable y los objetos robados por la pareja detenida. / lp

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

La Policía Nacional ha detectado la compraventa de 150 toneladas de cobre robado, supuestamente, tras revisar los recibos y facturas de los últimos 18 meses de una chatarrería en las ciudad de Valencia. La operación policial se ha saldado con la detención de seis personas de nacionalidades rumana, albanesa y marroquí por los delitos de hurto continuado de cableado eléctrico y receptación.

Las investigaciones se iniciaron al descubrir la policía que una chatarrería vendía gran cantidad de cobre sin cumplir el protocolo que establece la ley. Dos agentes realizaron entonces un dispositivo de vigilancia y detectaron que una pareja de ladrones acudía varias veces por semana al establecimiento. El hombre y la mujer sustraían rollos de cableado eléctrico en tiendas de bricolaje y lo llevaban a la chatarrería de Valencia tras pelarlo, según las investigaciones, para que el propietario del negocio vendiera el material al por mayor como cobre de mayor calidad.

La policía atribuye a esta pareja la sustracción de unas ocho toneladas de cobre, así como material de fontanería y electricidad, grifería de alta gama, lámparas y luces LED que luego enviaban por paquetería a Rumanía. Como consecuencia de las pesquisas, los agentes detuvieron a seis personas, entre las que se encuentran la pareja y el dueño de la chatarrería, y registraron un domicilio en Valencia, donde intervinieron 14 rollos de cableado eléctrico de 100 metros, ocho grifos, un televisor, seis cajas de luminaria de emergencia, siete cajas de bombillas LED y un GPS, entre otros efectos valorados en unos 1.500 euros.

Los investigadores atribuyen al propietario de la chatarrería un delito de receptación tras detectar numerosas irregularidades en la documentación de la compraventa de cobre. Tres de los detenidos fueron puestos a disposición judicial y el resto de personas implicadas quedaron libres tras ser interrogadas. Según confirmaron ayer fuentes jurídicas, el establecimiento donde fue detectada la compraventa de cobre supuestamente robado continúa abierto al público.

Fotos

Vídeos