«No podíamos precipitar la detención del asesino de Diana Quer, había que tener pruebas»

Rajoy, Alberto Nuñez Feijóo (2i) ySantiago Villanueva (i) felicitan al coronel Jambrina (d). /Lavandeira jr (Efe)
Rajoy, Alberto Nuñez Feijóo (2i) ySantiago Villanueva (i) felicitan al coronel Jambrina (d). / Lavandeira jr (Efe)

Francisco Javier Jambrina, coronel de la Guardia Civil: «Por el asalto de Boiro en Navidad nos vimos obligados a detenerle, y eso abortó planes para terminar de poner todo en claro»

OCTAVIO VILLA

El zamorano Francisco Javier Jambrina (Moraleja del Vino, 1961), asumió el mando de la Comandancia de la Guardia Civil en La Coruña hace dos años y medio tras prestar servicio durante 33 años al cuerpo y procedente de la Comandancia de Salamanca. Estos últimos meses, el que fuera el número dos de la Comandancia de Oviedo en el momento más duro que ha pasado la benemérita en Asturias en lo que va de siglo, con la polémica sobre la procedencia asturiana de los explosivos de los atentados del 11-M ha afrontado un caso especialmente trágico y de gran exposición mediática, la desaparición y muerte de la joven Diana Quer.

Su explicación en rueda de prensa del proceso que ha llevado a la detención de José Enrique Abuín Gey por la muerte de Diana Quer ha sido muy completa, tanto que ha llamado la atención.

Ha sido exhaustivo porque el caso también es extenso. Valoramos que una vez que la documentación se pasa a los abogados es inevitable que se vayan filtrando pequeños detalles, así que decidimos exponer todo lo que tenemos sobre la mesa, salvo algún pequeño límite judicial que hay que respetar y, por supuesto, evitando en todo lo posible hacer daño a la familia de la víctima.

La Guardia Civil tuvo claro en noviembre que Abuín era el autor, pero aún iban a prologar las pesquisas para afianzar la acusación. ¿No era un riesgo excesivo?

Sí, claro que sí. Pero no podíamos precipitar la detención. Había sospechas pero no pruebas, y el hecho de detenerle significaba que iba a pasar todo el proceso sin todas las pruebas necesarias y que el juez, probablemente, lo iba a tener que poner en la calle. Queríamos presentarle con las pruebas más solidas posibles, para que sea condenado y se quede en prisión.

Más información

De hecho, la Guardia Civil interviene por el asalto de Abuín a otra joven, la noche de Navidad.

Es cierto que por el asalto que tuvo lugar en Boiro en Navidad nos vimos obligados a detenerle. Y que aún no tenemos todos los elementos de la investigación. La detención abortó planes que teníamos para terminar de poner en claro todo, con informes tecnológicos, para que el juez pudiera declarar secreta la causa y pudiéramos hacer una investigación intensa e individualizada a esta persona, para reunir todas las evidencias posibles en unos meses con un seguimiento exhaustivo de sus comunicaciones telefónicas y otros aspectos.

La ficha policial de ‘El Chicle’ afirma que habría violado a su cuñada hace años, pero que ella decidió no acusarle.

No es así. Ella denunció haber sido violada, pero el caso quedó sobreseido porque él presentó testigos que lo contradecían. Por esa contradicción entre los testimonios no se valoró que hubiera pruebas suficientes.

Usted presta servicio en Galicia y lo ha hecho en Asturias. ¿Tan diferentes son las sociedades del Principado y de la comunidad vecina?

Destacaría que en Galicia hay mucha más diseminación de casas y, por lo tanto, muchas corredoiras o caleyas, que a alguien conocedor de la zona le ofrecen bastantes ventajas para ver si alguien le vigila. Nosotros, al final, necesitábamos que el ahora detenido supiera que seguía siendo vigilado, para evitar nuevos ataques...

Que aun así se producen...

Sí, así es. Él sabía que le vigilábamos y aun así ataca a una joven. Nos sorprendió que llegase a hacerlo.

¿Cree que Abuín alegará una enfermedad mental para eludir las mayores penas?

Es difícil de aventurar. Primero, el análisis forense tiene que determinar si ella murió atropellada, lo que deja señales evidentes en los huesos. Eso es determinante y fundamental para saber si fue un homicidio involutario o un asesinato.

Usted dijo que los restos mortales de Diana Quer están «bastante bien conservados». ¿La autopsia dará resultados concluyentes?

No queremos hacer más daño a la familia. Sorprende lo bien conservado que está el cuerpo, por el fenómeno de la saporificación que se produjo al estar en agua limpia, a baja temperatura y sin fauna, según nos explicaron los técnicos. No soy forense y no puedo hablar con seguridad, pero sí puedo decir que la autopsia dirá si fue atropellada o no, por los efectos de un atropello sobre los huesos. De lo que tengo dudas es de si podrá aclarar si fue violada y estrangulada.

¿Si determina que fue atropellada sería beneficioso para el detenido?

Es fundamental para saber si lo que declaró es cierto o no.

También está, como prueba indiciaria de sus intenciones, el ataque que protagonizó en Navidad y su propio historial.

En el caso del ataque de Boiro en Navidad solo podríamos determinar su intención de llevarse a la joven, lo que sería una detención ilegal. Nadie puede decir si quería matarla o violarla.

–¿Abuín actuaba en solitario?

Vamos a examinar todo. Indiciariamente hemos mirado los casos de desapariciones y no nos cuadra en el perfil de víctima que buscaba este hombre. Él buscaba chicas bastante jóvenes. Su cuñada tenía 17 años cuando la violó; la víctima de Boiro aparenta unos 20. Hay otras desapariciones en la zona, pero en el caso de Abuín Gey una señora de 70 años no cuadra. Eso sí, podría haber habido alguna violación en la que la víctima haya sido más sumisa y no haya denunciado, o denuncias sin esclarecer.

¿Actuaba en solitario?

Se deduce de que sí. Siempre usaba el mismo patrón de actuación, en el que lo primero era quitarle el móvil a la víctima y, luego, llevársela a un lugar apartado.

Este caso vuelve a plantear miedos casi cervales en la población. ¿A cuántos violadores tiene controlados la Guardia Civil en su comandancia?

Fíjese, en mi provincia es el único caso que manejamos. El violador no es muy frecuente, pero llama mucho la atencion mediática. Las familias pueden estar tranquilas, es un delito muy excepcional.

La familia de Diana Quer ha sido especialmente señalada desde diversos ámbitos y especialmente en los primeros meses. ¿Hay que repensar cómo se afronta este tipo de investigaciones?

La relación con la familia es siempre muy delicada. La familia siempre estuvo de nuestro lado, y siempre mantuvo una buena comunicación, si bien, al estar divorciados los padres, fue diferenciada con uno y otro. Nos encontramos en ambos mucha comprensión de la información que se les daba, que era vaga, algo que también entendían. Y fueron muy comprensivos con nuestra solicitud de que tuvieran confianza en la marcha de nuestras investigaciones. Es cierto que en determinada prensa rosa salieron cosas muy feas, pero a nosotros ni nos interesa ni tuvimos absolutamente nada que ver con ello.

Narcos y explosivos

‘Os Fanchos’, el clan con el que operaba ‘El Chicle’ mueve cocaína y hace otras actividades delictivas, aunque por lo que se comenta en la zona no actúa directamente en Boiro ni sus alrededores. ¿Actúan en Asturias?

No nos consta. ‘El Chicle’ estaba apartado del tráfico, no sé si del clan.

Galicia era hace tiempo la tierra del narcotráfico.

Ha disminuido, sigue el estigma del narcotráfico, pero las rutas clásicas se fueron diluyendo. Sin duda lo hay, pero también existen otras rutas más reparto. La presión a la que se les ha sometido les ha llevado a cambiar el modo de operar y se han dispersado por otras zonas de España.

En Asturias, usted tuvo que vivir los atentados del 11-M y en el juicio acusó ante el tribunal a determinados mandos de la UCO de haberse desentendido de las posibles negligencias en la investigación de la trama asturiana de los explosivos (descoordinación que posteriormente se admitió en el dictamen de la comisión de investigación parlamentaria, en el escrito de acusación de la Fiscalía y en la sentencia de la Audiencia Nacional). ¿Se podía haber evitado que esos explosivos se usaran en los atentados?

Cuando alguien tiene voluntad de matar, encuentra la manera. Con explosivos, con un coche, o con cuchillos de cocina. El 11-S lo hicieron once terroristas armados con cuchillos de cocina.

Usted se negó a cumplir la orden de destruir un documento que probaba que la UCO conocía los movimientos de la trama asturiana.

Dije las cosas como han sucedido. La claridad y la transparencia son siempre lo mejor.

Fotos

Vídeos