Le piden tres años por arrancar de un mordisco parte de la nariz a una mujer

La víctima tuvo que intervenida quirúrgicamente para «proceder a la reconstrucción» de la parte afectada mediante un "injerto" tomado de la oreja derecha

EFESAN SEBASTIÁN

La Fiscalía de Gipuzkoa pide tres años y dos meses de cárcel para una acusada de arrancar de un mordisco parte de la nariz a otra mujer, en el contexto de una pelea sucedida en una discoteca de San Sebastián la madrugada del 17 de enero de 2016.

El Ministerio Público demanda además que la procesada indemnice a su víctima con 26.000 euros, mientras que la acusación particular, que ejerce la perjudicada, eleva su petición de condena hasta los tres años y cuatro meses de reclusión y eleva la compensación hasta los 27.276 euros.

El juicio por estos hechos debería haberse celebrado esta mañana en la Sección Primera de la Audiencia de Gipuzkoa, aunque finalmente la vista ha sido suspendida por la inasistencia de la procesada, a pesar de que había sido correctamente citada.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, al que hoy ha tenido acceso EFE, el incidente tuvo lugar sobre las 5:43 horas de la madrugada, momento en el que la acusada y su víctima iniciaron una discusión en el ropero de la citada sala de fiestas.

El documento precisa que, después "de un cruce de palabras" se produjo una agresión inicial por parte de la víctima a la acusada, tras lo que ésta "mordió la nariz" a su oponente.

El texto del Ministerio Público aclara que la perjudicada "sufrió pérdida de sustancia en la nariz", por lo que tuvo que ser ingresada en el hospital, tras lo que fue intervenida quirúrgicamente para "proceder a la reconstrucción" de la parte afectada mediante un "injerto" tomado de la oreja derecha.

A consecuencia de estos hechos, la afectada permaneció dos días hospitalizada y otros 90 días impedida para sus ocupaciones habituales y le restan distintas secuelas.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular consideran que estos hechos son constitutivos de un delito de lesiones con deformidad por los que reclaman las penas citadas, mientras que la defensa pide la libre absolución ya que, según su versión, su clienta actuó "en legítima defensa" al intentar "zafarse" de una agresión previa por parte de la ahora perjudicada.

Fotos

Vídeos