Piden cuatro años de cárcel para un ginecólogo por la muerte de una parturienta

Una compañera le aconsejó que ingresara a la mujer en la UCI, pero el procesado le contestó que la paciente era suya y no lo iba a hacer

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

El ginecólogo Francisco P. H. se sentará hoy en el banquillo de los acusados en la Ciudad de la Justicia de Valencia tras ser procesado por un delito de homicidio por imprudencia grave, que está penado hasta con cuatro años de prisión, al fallecer una parturienta que el médico asistió de forma negligente en un hospital privado de Valencia.

La acusación particular pide la máxima condena para el ginecólogo mientras que el fiscal solicita dos años de cárcel. Los hechos ocurrieron en noviembre de 2013, cuando Marta C. I., de 36 años, murió como consecuencia de un «shock séptico» tras dar a luz un niño con la ayuda de una ventosa y sufrir una grave infección con un fuerte dolor abdominal.

Pero Francisco P. diagnosticó a su paciente «un problema digestivo» y no autorizó su ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI), una medida preventiva que la ginecóloga de guardia consideraba más acorde con la sintomatología que presentaba la mujer.

Según consta en el escrito de acusación del fiscal, el procesado contestó a su compañera que la paciente era suya y no la iba a ingresar en la UCI. Al día siguiente, el empeoramiento de la mujer era notable y presentaba incluso una gran palidez cutánea tras pasar 15 horas con fuertes dolores en una habitación de planta, por lo que la cirujana de guardia exploró a la víctima y acordó su traslado urgente a la UCI del hospital privado. Dos días después, Marta C. murió en La Fe pese a los esfuerzos médicos.

La acusación pública pide también una inhabilitación por un período de cuatro años para el ginecólogo, así como el pago de una indemnización de 170.000 euros, con la responsabilidad civil de dos compañías de seguros y el hospital privado, para el marido y el hijo de la mujer fallecida.

Fotos

Vídeos