Policía y Guardia Civil organizan batidas para encontrar a los cuatro perros que mataron a un hombre en la Vall d’Uixó

Sangre en uno de los árboles tras el ataque de los perros. /Terrasit
Sangre en uno de los árboles tras el ataque de los perros. / Terrasit

La jauría, que sigue suelta, rodeó al jubilado cuando cultivaba un campo de olivos y los hijos de la víctima lo hallaron ensangrentado

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

La policía y la Guardia Civil han organizado varias batidas en la zona de Vall d'Uixó donde una jauría de perros mató a mordiscos a un hombre de 70 años para tratar de descubrir a los animales. «Los agentes están tratando de encontrarlos y ver si son asilvestrados o si tienen propietario», afirmó el portavoz municipal, Antoni Llorente, quien añadió que existe la posibilidad de que los perros se hayan desplazado hasta el vecino término municipal de La Vilavella.

Mientras, una patrulla de la policía local se encuentra en la zona controlando las inmediaciones como medida preventiva por si vuelven a aparecer los animales. Aún así, el primer teniente de alcalde, según recoge la Agencia Efe, recomendó a los vecinos «cierta precaución» hasta que los perros consigan ser localizados. Además, solicitó la colaboración ciudadana para intentar localizar a los animales que protagonizaron la brutal agresión. Hasta el momento la búsqueda no ha tenido éxito.

Según destaca Fernando Valls, oficial jefe de la Policía Local de La Vall d’Uixó, cuando llegaron los hijos los canes aún se encontraban merodeando por las inmediaciones. Fueron ellos quienes dieron su descripción a la policía: uno blanco y negro, otros dos canela y un cuarto sin detalles.

Valls indicó que con los nervios y ante la situación que se encontraba su padre no pudieron concretar otros detalles útiles para la investigación como el tamaño o la raza de los animales.InvestigaciónLa policía trabaja en este momento con dos hipótesis. Por un lado, que se trate de animales abandonados que campan por el monte o, por otra parte, que pertenezcan a alguno de los propietarios de las casitas y terrenos del entorno. Al margen de la investigación, que ha quedado en manos de la Guardia Civil, la principal preocupación del Ayuntamiento de la localidad es descubrir el paradero de los animales y evitar que se produzcan nuevos incidentes. En la misma línea, desde el Consistorio tratan de descubrir si este ataque está relacionado con otro ocurrido hace algunas semanas.

Tercer ataque en una semana

El incidente de La Vall d’Uixó es el tercer ataque que se produce en España en menos de una semana. Uno de ellos tuvo lugar el pasado 28 de diciembre en Sevilla cuando una perra de raza pitbull terrier causó heridas a una niña en el rostro y una oreja. El segundo fue más grave y ocurrió en la localidad vizcaína de Sopuerta. Las víctimas fueron una anciana y su nieta de quince meses. Las dos tuvieron que ser ingresadas.

I. C. P., un vecino de la Vall d’Uixó de 70 años, murió tras recibir multitud de dentelladas de una jauría de cuatro canes mientras trabajaba en su campo de olivos. Ocurrió el 1 de enero. Dos días más tarde fallecía en la unidad de cuidados intensivos del Hospital La Plana de Vila-real.

Los hechos

Al parecer, I. C. P. decidió pasar la tarde del primer día de 2018 en el pequeño campo de olivos que poseía en el Camí de Miramar, cerca del límite entre los municipios de la Vall d’Uixó y La Vilavella. Después de subir por el empinado camino llegó a su propiedad y empezó a trabajar. A partir de ahí, y según destacaron fuentes de la Policía Local, poco más se sabe. Tan sólo se conoce con certeza el trágico resultado.

Las mismas fuentes indican que el hombre debía estar en el campo cuando cuatro perros le atacaron. Al parecer, y según la reconstrucción que se está haciendo de los hechos, la agresión se produjo junto a uno de los árboles que aún conserva abundantes manchas de sangre, un rastro que apunta a que el hombre pudo intentar encaramarse para escapar de los animales.

Dos policías en el lugar donde los perros atacaron al hombre.
Dos policías en el lugar donde los perros atacaron al hombre. / Damián Torres

Los hijos de la víctima intentaron localizar a su padre por el móvil tras ver que se retrasaba. Tras varias llamadas infructuosas decidieron acercarse hasta el campo de olivos. Allí le encontraron agazapado y muy malherido en un pequeño espacio acondicionado para la quema de rastrojos. Todo indica que el hombre se intentó refugiar en el pequeño cercado sin conseguirlo.

Tras descubrir el cuerpo de su padre, llamaron a los servicios de emergencia, que se desplazaron con celeridad hasta el lugar de los hechos. Posteriormente, una ambulancia condujo al herido hasta el hospital donde fue trasladado a la unidad de cuidad intensivos en estado crítico.

La víctima ingresó ya de madrugada en el centro hospitalario con numerosas heridas por mordeduras de perros y falleció en la tarde del miércoles.

Fotos

Vídeos