Dos perros de rescate del Consorcio de Bomberos de Castellón, envenenados

Los perros envenenados. /EP
Los perros envenenados. / EP

Los perros fueron encontrados el pasado 5 de enero por su guía, Ricardo Illescas, en estado «crítico» y convulsionando

EUROPA PRESS CASTELLÓN

Dos perros de la Unidad Canina de Búsqueda y Rescate de Castellón que utiliza el Consorcio Provincial de Bomberos se recuperan tras haber sido envenenados con un tóxico común mezclado con comida en el terreno privado en el que se encontraban en Benicàssim (Castellón), según ha explicado el jefe de dicha unidad, Luis Caracena.

Los perros fueron encontrados el pasado 5 de enero por su guía, Ricardo Illescas, en estado "crítico" y convulsionando, por lo que los llevó inmediatamente a una clínica veterinaria, donde quedaron ingresados en la UCI hasta este domingo. Los animales evolucionan favorablemente.

Caracena ha explicado que "en la veterinaria dijeron que los perros se salvaron de misericordia, puesto que si se les hubiera encontrado una hora más tarde, no habrían sobrevivido". Así mismo, ha indicado que las analíticas confirmaron que los animales habían sido envenedados con un tóxico común.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Policía Local, "la cual ha dicho que aumentará la vigilancia en la zona", según el responsable de la Unidad Canina.

Los perros son Nilo -un pastor belga- y Ossa -un cruce de labrador con mastín-. Ambos desarrollan labores de búsqueda y rescate de personas y Ossa también es utilizada en terapia con niños con síndrome de espectro autista.

Caracena ha lamentado los hechos y ha destacado que los perros "no son una herramienta de trabajo, sino que son compañeros con los mismos derechos y obligaciones que el resto, que prestan un servicio a la sociedad gracias a su olfato que no puede sustituir ninguna máquina".

Fotos

Vídeos