De parto en la V-30

El recién nacido, con sus padres y los guardias civiles que los asistieron, posan en el hospital La Fe. /G. C.
El recién nacido, con sus padres y los guardias civiles que los asistieron, posan en el hospital La Fe. / G. C.

Dos guardias civiles de Tráfico asisten a la mujer en pleno atasco en la circunvalación de Valencia

J. A. MARRAHÍ/J. MARTÍNEZValencia

La V-30es escenario habitual de atascos diarios e incómodos retrasos para miles de conductores. Hasta el punto de que este martes la circunvalación se convirtió en un improvisado paritorio en pleno asfalto. Su hijo decidió asomar a la vida en el kilómetro 10 de la citada vía, a su paso por Mislata.

Fue en ese punto donde la mujer se puso de parto. Iba acompañada por su esposo, ambos con rumbo al hospital. Pero los acontecimientos se precipitaron y las habituales retenciones les pusieron en una situación límite. El niño ya salía y aquello no avanzaba. Asustadísimos, optaron por pedir auxilio.

Una patrulla de motoristas de la Agrupación de Tráfico de Valencia fueron los primeros en llegar al lugar. Juntos, los dos agentes empezaron a asistir a la madre sin ninguna asistencia sanitaria. Finalmente, lo taparon con una manta una vez alumbrado. Uno de los guardias se pudo al volante del coche. El padre de la criatura estaba muy bloqueado por la tensión y era incapaz de conducir. De este modo, con uno de los agentes abriendo paso y otro conduciendo pudieron llegar con premura al hospital La Fe, donde la madre fue asistida con urgencia.

Fotos

Vídeos