Ocho investigados por la muerte de un motero en una carrera ilegal

Un momento de la carrera ilegal celebrada el 5 de febrero de 2017 en Rafelguaraf. / lp
Un momento de la carrera ilegal celebrada el 5 de febrero de 2017 en Rafelguaraf. / lp

Un vídeo grabado con una cámara que llevaba acoplada en el casco uno de los participantes posibilitó la identificación de todos los implicados

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

La investigación por la muerte de un joven en una carrera ilegal de motos en febrero de 2017 en Rafelguaraf se ha cerrado con la identificación e imputación de los ocho participantes, uno de ellos en estado de coma inducido, por un delito contra la seguridad vial y otro de falsedad documental.

El trágico accidente se saldó con un muerto y seis heridos tras el doble atropello que sufrió Óscar T. C., de 18 años, que falleció en el Hospital La Fe. Un vídeo grabado con una cámara que llevaba acoplada en su casco uno de los participantes posibilitó la identificación de todos los implicados. Los agentes del Destacamento de Tráfico de Xàtiva consiguieron estas imágenes y realizaron las primeras diligencias para identificar a los heridos. A uno de ellos todavía no le han podido tomar declaración debido a su estado de coma inducido.

Tras hacerse cargo del atestado el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Sector de la Comunitat Valenciana, los agentes visionaron el vídeo para identificar a los implicados y luego remitieron las imágenes al Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) de Madrid para la elaboración de un informe pericial.

El grupo de jóvenes había participado en la III Matinal Motera de Rafelguaraf, una jornada festiva con un almuerzo popular, una vuelta urbana y una rifa, entre otras actividades celebradas el primer domingo de febrero de 2017. Tras finalizar la concentración, entre 150 y 200 aficionados se desplazaron al camino de El Realengo para realizar acrobacias con sus motos y carreras ilegales.

Cuatro tandas de carreras

Tras ver el vídeo e interrogar a los implicados y testigos, los especialistas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil constaron que se celebraron cuatro tandas de carreras, al menos, con ocho participantes que conducían motocicletas y ciclomotores modificados y prototipos para circuito.

El accidente tuvo lugar en la última tanda cuando una motocicleta KTM 525, conducida por un joven de 19 años, atropelló a Óscar T., que se asomó por la curiosidad propia de su afición o porque deseaba pasar al otro lado del camino. El motorista arrolló a Óscar y luego cayó al suelo. Él y su vehículo recorrieron varios metros y chocaron contra un grupo de cuatro jóvenes espectadores. Todos resultaron heridos.

Otra moto del mismo modelo y cilindrada avanzaba por detrás de la accidentada, con un joven de 19 años al manillar, que también resultó herido grave tras arrollar a Óscar. Después de un año de investigaciones, los especialistas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil lograron identificar a todos los implicados, de entre 18 y 29 años de edad, pese al hermetismo de los participantes y testigos de la carrera ilegal. Algunos de ellos desguazaron sus motos para intentar que no fueran localizadas por los investigadores de la Guardia Civil.

Fotos

Vídeos