Nueve detenidos por retener y prostituir a una joven en una nave abandonada de Valencia

Uno de los proxenetas abusó sexualmente de la víctima en el centro de la capital y le dio una paliza para impedir que se escapara

J. A. MARRAHÍ

valencia. Una joven ha sido liberada por la Policía Nacional de las garras de una mafia de la prostitución. La víctima había acabado convertida en esclava sexual en la sordidez de una nave abandonada del centro de Valencia. Allí, según las investigaciones, era retenida en contra de su voluntad. En la operación, los agentes han arrestado a nueve personas, dos mujeres y siete hombres de origen polaco y rumano con edades comprendidas entre los 21 y 54 años, según fuentes policiales.

Las investigaciones se iniciaron tras la denuncia de la víctima, que logró huir de la nave donde la tenían secuestrada. Llegó a la estación de autobuses de Valencia y allí pidió auxilio a la policía. Cuando se entrevistó con los agentes describió la lamentable situación en la que se encontraba y la trasladaron con urgencia un centro médico de la ciudad para una revisión.

Al parecer, días antes había sido interceptada en la estación de autobuses por uno de los sospechosos. Con engaños, llevó a la joven hasta una nave abandonada del centro de la ciudad. Y a partir de ahí, comenzó su infierno. Este hombre «impidió que se marchara a golpes y presuntamente abusó sexualmente de ella», describen desde la Jefatura Superior de Policía. Además, «la obligó a prostituirse cobrando él por sus servicios sexuales».

Los agentes descubrieron que entre las ruinosas paredes de la nave había más personas conocedoras de la penosa situación de la chica, sin hacer nada por liberarla de su suplicio o siquiera dar la voz de alarma a la policía. Evidentemente, eso los convertía en cómplices. Además, habían ocupado el recinto ilegalmente, algo que había denunciado días antes el propietario.

Finalmente, la Policía Nacional identificó a todos los ocupantes de la nave. Acabaron después arrestados como presuntos autores de un delito de prostitución. Uno de ellos también está acusado de detención ilegal.

Cuatro de los sospechosos ya tenían antecedentes policiales por delitos que no han trascendido. Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía, todos ellos han sido puestos a disposición judicial.

Fotos

Vídeos