Una niña de 4 años, herida grave por el ataque de un perro en una casa de Chiva

El perro que al parecer atacó a la niña. / ayto. chiva
El perro que al parecer atacó a la niña. / ayto. chiva

El Ayuntamiento se incautó de un mestizo sin chip y un pitbull después de que el primer can mordiera a la menor cuando jugaba con él

JAVIER MARTÍNEZ y JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

Una niña se encuentra hospitalizada en estado muy grave a causa de las lesiones que sufrió el lunes por la tarde al ser atacada por un perro en una vivienda de Chiva, según pudo confirmar LAS PROVINCIAS de fuentes municipales y sanitarias. De acuerdo con las primeras investigaciones policiales y de la Guardia Civil, el can que ha puesto en jaque la vida de la menor es un macho mestizo cruce de podenco y labrador, aunque el consistorio se incautó también de una hembra de pitbull.

Los hechos se produjeron sobre las siete de la tarde del lunes, en el casco urbano de la población, concretamente en una casa antigua típica de pueblo de planta baja y una altura situada en la calle Calderón de la Barca. En ese momento, la pequeña estaba con su abuela y los dos perros en el citado domicilio.

Sucesos en la Comunitat

De acuerdo con las mismas fuentes, la menor jugaba con el perro mestizo cuando fue atacada por el animal. Hubo zarandeos, golpes y dentelladas. Cuando su abuela presenció la terrible escena se tiró encima del can para auxiliar a su nieta y también sufrió lesiones en los brazos de menor gravedad.

Al parecer, la mujer logró encerrar al can en un garaje y contactó con la madre de la menor, al tiempo que la policía recibía aviso de lo sucedido. Hasta el lugar se desplazaron policías locales de Chiva y guardias civiles de Cheste.

Cuando llegaron los primeros agentes se encontraron una familia rota y atenazada por los nervios: la mujer mayor, prácticamente en estado de shock y la niña, cubierta de sangre, con orificios y desgarros en varias partes de su cuerpo a causa de las dentelladas. Como se comprobó después, también presentaba un traumatismo craneal, posiblemente a causa de los golpes. Su familia la había envuelto con una toalla mojada en un intento por auxiliarla.

Un coche patrulla de la Policía Local evacuó a la niña al centro de salud del municipio para que recibiera asistencia sanitaria lo antes posible. Desde allí, el personal médico solicitó la presencia urgente de una ambulancia. Un SAMU trasladó a la menor al Hospital de Manises, donde llegó ya por la noche. Finalmente, fue derivada al Hospital la Fe de Valencia y allí permanecía, al cierre de esta edición, con pronóstico reservado.

Sangre en el hocico

La policía activó su protocolo ante la presencia perros potencialmente peligrosos y dio aviso a la empresa encargada de la recogida de animales en la mancomunidad. Todo apunta a que la niña fue atacada por el perro mestizo, de hecho este can tenía restos de sangre en su hocico. No obstante, y en aras de la investigación, se decidió retirar de la casa a los dos canes y trasladarlos a un centro de Castellón.

Según las primeras diligencias policiales, el perro que mordió a la niña no tiene chip identificativo. Por contra, sí tenía instalado el dispositivo el pitbull que se hallaba en la vivienda. Según fuentes del Ayuntamiento de Chiva, no existe constancia de ataques previos por parte ninguno de los dos canes localizados en la casa. Tampoco se han recibido denuncias de vecinos del pueblo respecto a conductas peligrosas o lesivas de estos animales.

Fotos

Vídeos