Niegan indemnizar a un ciclista pese al mal estado del firme en el cauce del río

Un ciclista circula por el cauce del río./Irene Marsilla
Un ciclista circula por el cauce del río. / Irene Marsilla

El ciclista colisionó con otro que se encontraba en el suelo después de que este último hubiera sufrido un accidente por el deficiente estado del firme

A. RALLO

Un juez ha rechazado la indemnización que reclamaba un ciclista que colisionó con otro que se encontraba en el suelo después de que este último hubiera sufrido un accidente por el deficiente estado del firme. El siniestro ocurrió en el viejo cauce del Turia, en concreto, en esos paseos adoquinados que recorren tramos del enclave. El perjudicado llevó el caso a los tribunales cuando el Ayuntamiento descartó darle una compensación económica.

El magistrado, tras analizar el caso del primer accidente para resolver la indemnización del segundo, ha terminado dando la razón al Consistorio. En la sentencia, a la que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, se admite el desperfecto del firme, «con un levantamiento de los adoquines», pero se trata de algo similar a lo que se da en otros tramos, según el fallo.

El juez precisa que el mal estado del pavimento se sitúa justo en la línea delimitadora del carril por la que supuestamente no se debería circular. Pero, además, la sentencia añade que esa circunstancia no sería la idónea para provocar el accidente de una bicicleta que, en teoría, debería circular a menos de 10 kilómetros a la hora, según la ordenanza de Parques y Jardines. «Esa velocidad son unos 2,77 metros por segundo, lo que equivale a un peatón que anda rápido». Así, el titular del juzgado concluye que el ciclista accidentado circulaba «con negligencia o exceso de velocidad cuando sufrió tan aparatosa o súbita caída». El fallo recoge que a la velocidad adecuada debió percatarse de la elevación del firme y evitar el violento impacto.

Pero por si todos los argumentos anteriores no fueran suficientes para fundar una sentencia absolutoria, el magistrado subraya que ese camino no es un carril bici propiamente dicho sino que se trataría de una vía ciclable, algo similar a una vía forestal por la que circulan coches pero sin las condiciones de una carretera. De tal forma que los usuarios deben adaptar su conducción a esas especiales circunstancias entre las que figura una «mayor irregularidad del firme por el entorno en el que se ubica». La resolución recoge que existen suficientes elementos ajenos al servicio público como para entender que el accidente tiene una causalidad directa con la dejación del Consistorio.

Fotos

Vídeos