Una mujer armada con un cuchillo se atrinchera en su casa en Massanassa

Instante en el que los agentes reducen a la mujer. / lp
Instante en el que los agentes reducen a la mujer. / lp

Un grupo de guardias civiles la apresaron tras un forcejeo y evitaron que se lanzara a la calle desde un segundo piso

J. MARTÍNEZ VALENCIA.

Un grupo de guardias civiles apresó a una mujer de unos 40 años que se había atrincherado en su vivienda en la localidad de Massanassa tras lanzar varios objetos por una ventana y amenazar con un cuchillo a dos agentes que trataban de prestarle auxilio.

Los hechos se iniciaron sobre las nueve de la mañana del viernes, cuando varias personas llamaron al teléfono de emergencias 112 para alertar del violento comportamiento de una vecina toxicómana. Según los testigos, la mujer gritaba y arrojaba ropa y otros objetos a la calle desde su casa, concretamente desde la ventana de un segundo piso.

Los dos guardias civiles que llegaron primero al lugar encontraron entreabierta la puerta de la vivienda, pero no pudieron entrar porque la mujer de nacionalidad panameña les amenazó con un cuchillo de cocina y dio un portazo antes de que se acercaran los agentes.

Una pierna de la mujer se quedó enganchada en la barandilla cuando los agentes la redujeron

La toxicómana continuó con su comportamiento agresivo y se negó a abrir la puerta, por lo que los guardias civiles pidieron refuerzos y solicitaron también la colaboración de los bomberos. Hasta seis patrullas de los cuarteles de la Guardia Civil de Paiporta y Alfafar se desplazaron a Massanassa.

Durante una hora y cuarto aproximadamente, los guardias civiles intentaron persuadir a la toxicómana para que depusiera su actitud violenta, pero la mujer siguió lanzando objetos desde la ventana. Arrojó a la calle un cuchillo, un grifo y hasta las llaves de su casa y retó a los agentes para que subieran a detenerla.

Mientras uno de los guardias civiles hablaba con ella desde la calle para entretenerla, otros seis agentes entraron en la vivienda con la llave y evitaron que la toxicómana saltara desde el balcón acristalado. Durante el forcejeo, una pierna de la mujer quedó enganchada en la barandilla, pero los guardias civiles lograron liberarla y la pusieron a salvo. Fueron momentos de peligro junto al ventanal, porque la toxicómana trató de lanzarse al vacío y ofreció resistencia cuando los agentes la sujetaban y tiraban de su ropa.

Tras administrarle un sedante, los sanitarios trasladaron a esta persona al Hospital Doctor Peset para su ingreso en la unidad de psiquiatría. La mujer reside con un menor en régimen de alquiler en la vivienda de Massanassa, aunque el niño no se encontraba en la casa cuando ocurrieron los hechos.

Unas doce horas después de su ingreso hospitalario, la toxicómana recibió el alta médica y regresó a su domicilio. La mujer protagonizó estos violentos hechos tras consumir cocaína, según informaron fuentes médicas. Ahora tendrá que afrontar su responsabilidad penal por los delitos de amenazas con un arma blanca, desobediencia y resistencia grave a los agentes de la autoridad.

Fotos

Vídeos