Muere una anciana atrapada por la puerta del aparcamiento del Hospital Provincial de Castellón cuando daba de comer a los gatos

El lugar donde se ha producido el accidente es una zona de «acceso prohibido»

EFECastellón

Una mujer de 86 años ha fallecido atrapada por la puerta del aparcamiento del Hospital Provincial de Castellón, según fuentes del centro sanitario, que han indicado que el lugar donde se ha producido el accidente es una zona de "acceso prohibido".

El accidente se ha producido sobre las 6.50 horas cuando una de las puertas de hierro automáticas de salida de vehículos del hospital, que por la noche permanecen cerradas, se ha abierto.

MÁS INFORMACIÓN

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, ha asegurado que la anciana sufrió el accidente mientras daba de comer a los gatos.

Montón ha realizado estas declaraciones ante los medios antes de presidir el Consejo de Gobierno del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón.

La titular de Sanidad ha transmitido el pésame de la Conselleria de Sanidad y del Hospital Provincial por el accidente de la mujer que, según la consellera, "estaba en un lugar de acceso restringido y que ha sido hallada muerta por la puerta de parking de acceso al hospital".

"Esta mujer tenía especial cadencia por los animales y, por lo tanto, le gustaba en alguna ocasión alimentar a los gatos y en esta acción ha sido cuando ha sucedido el lamentable accidente", ha dicho Montón.

La consellera ha subrayado que la Conselleria está a disposición de la familia "para ofrecerles todo el apoyo y la ayuda que sea necesaria y también de los equipos de investigación para esclarecer los hechos", y ha instado a toda la ciudadanía a que "siga los consejos y las normas del hospital en cuanto a accesos y respeten los espacios prohibidos para evitar lamentables accidentes como el de hoy".

"Vivía por los gatos"

Por su parte, el gerente del Hospital Provincial, Joaquín Sanchís, ha asegurado que la mujer "vivía por los gatos un poco de manera obsesiva y todos los días por donde podía, intentaba acercarse y dejarles algo de comida".

Así, ha destacado que llevaba muchos años alimentando a los gatos y que en reiteradas ocasiones se había hablado con ella e, incluso, un par de veces la han tenido que sacar de la estructura antes de iniciarse las obras del nuevo edificio y hace mes y medio se llegó a un acuerdo con una sociedad protectora de animales "y se llevaron muchísimos gatos del hospital, aunque seguiría habiendo alguno porque es difícil la erradicación por completo".

Fotos

Vídeos