Una menor que se fugó con su profesor en Alemania pide ayuda a la policía en Puçol

Patrulla de la Guardia Civil./EFE
Patrulla de la Guardia Civil. / EFE

La niña de 14 años huyó de su país con su novio, pero el joven la abandonó y no tenía dinero para comer ni pagar un alojamiento

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Una menor cuya desaparición fue denunciada el pasado 15 febrero en Alemania, su país natal, acudió el lunes por la tarde al retén de la Policía Local de Puçol para pedir ayuda porque su novio la había abandonado y no tenía dinero para comer ni pagar un alojamiento. La chica de 14 años presentaba cicatrices de cortes superficiales en los brazos y estaba desorientada y muy nerviosa cuando entró en las dependencias policiales.

Como la menor no llevaba ningún documento de identidad y hablaba alemán, el policía que la atendió llamó al teléfono de emergencias 112 para que le facilitara un intérprete. De esta forma, a través de una conversación telefónica, el agente averiguó que la chica había huido de Alemania con su novio, un joven profesor de 24 años, y había estado viviendo algunos días en Barcelona hasta llegar a Puçol.

Tras ser abandonada por su novio, la menor decidió pedir auxilio a la Policía Local, que trasladó a la chica al cuartel de la Guardia Civil de Puçol, donde continuaron las indagaciones para identificarla y localizar a sus padres. Los agentes descubrieron entonces que un periódico alemán había publicado una noticia sobre la desaparición de la adolescente, con una fotografía de ella, y el medio de comunicación solicitaba la colaboración ciudadana para la localización de la niña de 14 años.

Los agentes de la Guardia Civil y la Policía Local de Puçol también contactaron con la policía alemana, el Consulado y la Embajada de Alemania para que informaran a los progenitores de que la menor se encontraba en buen estado en España a pesar de su situación de desamparo.

Según las investigaciones policiales, la chica discutió con sus padres y huyó con su novio a Barcelona, donde la pareja malvivió varios días en la indigencia debido a la falta de medios. La menor explicó a la intérprete del 112 que su novio la abandonó el lunes por la mañana, y como no tenía dinero ni teléfono móvil, decidió pedir ayuda a la Policía Local.

Según informaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, la Fiscalía de menores autorizó el ingreso de la adolescente en el centro de menores de Buñol, donde fue trasladada como medida de protección mientras sus familiares viajaba a España para recogerla.

Fotos

Vídeos