Massalavés mantuvo en secreto el rapto para no entorpecer las investigaciones

M. G. MASSALAVÉS.

Los vecinos de Massalavés, una localidad de a Ribera Alta de algo más de 1.500 habitantes, han apoyado mucho a la familia de Pilar Garrido. Y no sólo mostrando su ánimo a Raquel y al resto de parientes cuando los ven por la calle.

Raquel explicó que pidió a sus vecinos, mediante un mensaje conjunto, que no dijeran nada en las redes sociales para no perjudicar el sentido de las investigaciones. Y así lo hicieron. Hasta que Raquel no se decidió, con el beneplácito de la Policía, a exponer públicamente lo ocurrido con su hermana, nadie dijo nada. Ni un comentario para respaldar a la familia de Pilar y hacer lo que estuviera en sus manos, que en este caso era ser discretos durante unos días.

Además, la parroquia local incluye ya oraciones por la «pronta liberación» de su feligresa Pilar Garrido. Igualmente, por iniciativa también de vecinos y feligreses de la población, donde Pilar nació hace 34 años, este sábado, a las 19 horas, «se rezará el santo rosario pidiendo su liberación». Además, la misma parroquia San Miguel Arcángel y Santa María Magdalena dedicará la eucaristía del domingo a las 12 a la misma intención.

Fotos

Vídeos