La madre de la niña rescatada de cornisa, investigada en una segunda causa

Badía Adami Khoulal, madre de la niña, y su pareja Juan José Huerga. / EFE
Badía Adami Khoulal, madre de la niña, y su pareja Juan José Huerga. / EFE

Su expareja la denuncia por supuestos malos tratos y abandono continuado de la menor

EFEAlicante

La madre de la niña que fue rescatada el pasado 1 de marzo en Alicante por los bomberos de la cornisa de un edificio, a una altura de siete pisos, declarará como investigada en una segunda causa penal abierta tras la denuncia de su expareja por supuestos malos tratos y abandono continuado de la menor.

Así consta en las providencias judiciales a las que ha tenido hoy acceso Efe, donde se fija la comparecencia de la mujer, Badia A.K., el próximo 20 de septiembre, y la de su actual compañero sentimental, también como imputado (término sustituido por investigado tras una reforma legal), seis días después.

La Agencia Efe se ha puesto en contacto con el abogado de la madre, José Javier Sáez Zambrana, quien ha declinado pronunciarse sobre la nueva imputación de su defendida al no conocer todavía el contenido de las diligencias.

Badia A.K. está pendiente de juicio en el juzgado de lo Penal 3 de Alicante como presunta autora de un delito de abandono temporal de su hija, hechos por los que la fiscalía reclama provisionalmente para ella dos años de cárcel.

Ese juicio tiene su origen en el incidente registrado el pasado 1 de marzo en la céntrica plaza de Los Luceros, cuando los bomberos rescataron a la pequeña, actualmente de 6 años, de la cornisa a la que se había encaramado, a unas siete plantas de altura, cuando estaba sola en casa.

Con posterioridad, el padre de la menor, Miguel Ángel Redondo, a quien una juez de Familia ha otorgado la custodia de su hija, denunció que ésta podía haber sido maltratada por el actual novio de Badia A.K. y dejada sola en casa de forma frecuente.

Esta denuncia, que se basa en el informe de una psicóloga a la que el propio progenitor llevó a la menor para que averiguase si sufría algún tipo de trauma tras su rescate, recayó en el juzgado de Instrucción 8 de Alicante.

El titular de este órgano ordenó a otro perito que examinase a la pequeña y ese psicólogo ha determinado que su testimonio, donde relata algunos supuestos malos tratos, resulta creíble.

Tras recibir estas conclusiones, el magistrado ha citado a declarar como testigo al padre de la niña el próximo 19 de septiembre y como investigada a la madre, un días después.

El día 26 de septiembre comparecerá como perito-testigo una trabajadora social que intervino en el proceso sobre la custodia de la menor en los juzgados de Familia, así como el actual compañero sentimental de la madre de la niña, en este caso como investigado.

Consultado por estas novedades, Miguel Ángel Redondo ha asegurado a Efe que teme por la seguridad e integridad de su hija, pues ésta debe pasar un mes de vacaciones con su madre y el novio de ésta, tal y como establece la sentencia sobre la custodia.

Fotos

Vídeos