Un ladrón se hace pasar por cajero dentro de un banco para robar a una mujer

Un ladrón se hace pasar por cajero dentro de un banco para robar a una mujer

El delincuente iba bien vestido y se sentó junto a una mesa para que la clienta creyera que le daba el dinero a un empleado de la sucursal

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

Los ladrones agudizan cada vez más su ingenio para engañar a sus víctimas, sustraer importantes cantidades de dinero sin métodos violentos y cometer hurtos hasta dentro de sucursales bancarias mientras los empleados atienden a los clientes. Un habilidoso delincuente especializado en este tipo de delitos, que implican menos condena al no emplear la violencia, se hizo pasar por el cajero de un banco para apoderarse de 850 euros que una mujer iba a ingresar en una oficina del BBVA.

Los hechos ocurrieron sobre las 11.30 horas del pasado viernes en la avenida del Cid en Valencia. Al ladrón no le importó que las cámaras de vigilancia de la sucursal le grabaran. El individuo iba bien vestido para la ocasión y se aprovechó de que la oficina estaba llena de clientes. Algunos de ellos hacían cola para ingresar dinero y otros esperaban a que algún empleado, que estaban desbordados por la intensa actividad bancaria en ese momento, les atendiera para realizar otras gestiones. El ladrón se acercó entonces a una mujer de mediana edad y le dijo que él se hacía cargo de su ingreso tras hacerse pasar por un empleado de la sucursal.

El delincuente invitó a la víctima a sentarse en una silla y le pidió que le diera los 850 euros. Luego le dio un documento para que lo rellenara con su nombre, sus dos apellidos y la cantidad de dinero que iba a ingresar. La clienta del BBVA picó el anzuelo, y mientras ella escribía los datos en el papel, el ladrón le dijo que debía esperar un momento sentada y se dirigió a la puerta de forma disimulada para marcharse con el botín.

La víctima no vio salir al falso empleado de banca y no se dio cuenta de que el individuo le había engañado hasta pocos minutos después. Cansada de esperar, la mujer preguntó a una trabajadora de la sucursal por qué tardaba tanto en regresar su compañero. Tras descubrir el hurto, un empleado del BBVA llamó a la sala del 091 para denunciar el hecho delictivo.

Mientras la Policía Nacional acudía a la oficina bancaria, los clientes comentaban el robo con gran asombro después del desparpajo que había mostrado el ladrón en su acción delictiva. «A mí me preguntó si estaba haciendo cola para la ventanilla o para el cajero, y como iba bien vestido no sospeché nada», afirma un joven que mantuvo con el delincuente una conversación muy corta. Cuando el individuo hurtó el dinero había unas 15 personas dentro del banco entre clientes y trabajadores.

Todo parece indicar que este ladrón ya fue detenido por la policía el pasado mes de diciembre por sustraer 2.140 euros a otra mujer con el mismo método delictivo. Horas después de cometer la estafa, una patrulla de Policía Nacional de Valencia lo sorprendió cuando contaba gran cantidad de billetes a la salida de un establecimiento. Los agentes arrestaron al hombre de origen búlgaro tras comprobar que acababa de hurtar el dinero en un banco.

Fotos

Vídeos