El juzgado investiga a una pareja valenciana por dar sus hijos positivo en cocaína

El juzgado investiga a una pareja valenciana por dar sus hijos positivo en cocaína

La madre y su hijo lactante acudieron al hospital para ser atendidos tras sufrir una caída por una escalera

EFECastellón

El Juzgado de Instrucción número 5 de Vila-real investiga a una pareja por los supuestos delitos de abandono de familia y contra la salud pública tras haber sido detenidos el pasado mes de agosto porque sus dos hijos menores dieron positivo en consumo de cocaína.

Los hechos se remontan al 28 de diciembre de 2016, cuando una madre y su hijo lactante acudieron al hospital para ser atendidos tras sufrir una caída por una escalera, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Al día siguiente, este menor y el otro hijo de la mujer, tras haber dado positivo en consumo de cocaína, fueron declarados en situación de desamparo por la vía de urgencia y pasaron a la tutela de la Generalitat y fueron internados en un centro de protección de menores.

El asunto llegó al juzgado el 8 de febrero de 2017, que abrió la causa tras haber derivado el caso directamente el hospital y desde entonces ha practicado diligencias encaminadas a esclarecer los hechos.

En marzo los menores fueron examinados por el forense y sometidos a un análisis de tóxicos y el informe llegó al juzgado al mes siguiente al juzgado, que dio traslado al fiscal de sus resultados.

A finales del mes de julio, el fiscal solicitó que se practicaran varias diligencias encaminadas a averiguar, entre otras cosas, quiénes eran las personas que se encargan del cuidado de los menores

El 4 de agosto, el juzgado dictó una providencia y solicitó a la policía judicial que elabore un atestado sobre la situación en la que estaban los menores y para que averiguara la identidad de las personas responsables de su cuidado y bienestar.

Finalmente, los progenitores fueron detenidos por agentes de la Policía a finales de agosto, aunque el Juzgado acordó su libertad al no existir ningún riesgo para los menores, que ya estaban desde ocho meses antes bajo la protección de la Generalitat.

La pareja quedó en libertad como investigada en una causa abierta por abandono de familia y delito contra la salud pública y, tras la declaración de varios testigos y otras diligencia, la causa está en la fase final de la instrucción.

Fotos

Vídeos