La juez mantiene en prisión al bloguero pederasta por riesgo de fuga y reincidencia

El pedófilo se ha negado a declarar en diversas ocasiones y se enfrentará en el juicio a una condena que puede alcanzar los 15 años de cárcel

JAVIER MARTÍNEZ

valencia. La juez que instruye el caso del presunto pederasta Juan R. P., el bloguero especializado en educación infantil que fue detenido por abusar sexualmente de un niño de siete años, ha confirmado la prisión provisional para el procesado «ante el riesgo de reiteración delictiva y la posibilidad de que intente eludir la acción de la justicia».

El auto dictado por la magistrada considera también la elevada gravedad de los delitos imputados para mantener al pedófilo en la cárcel, así como la próxima celebración del juicio oral. Juan R., de 26 años, se encuentra en prisión desde el 8 de junio de 2016 tras sustentar la juez «la adecuación y proporcionalidad» de esta medida cautelar. La Guardia Civil detuvo al bloguero por un delito continuado de abusos sexuales a un menor tras la denuncia que presentó la madre de otra niña.

Esta mujer colaboró con los investigadores para desenmascarar a Juanri, como llamaban al procesado sus amigos y seguidores del blog. Una de las pruebas que le incriminan es un vídeo que grabó el propio pederasta cuando abusaba del niño de siete años. Las imágenes son muy duras y muestran un comportamiento violento y deleznable de pedófilo, que incluso coge al pequeño del cuello para doblegar su voluntad.

Según las investigaciones del equipo Mujer-Menor (EMUME) de la Guardia Civil de Valencia, el estudiante de Magisterio mantuvo más contactos sexuales con el menor, por lo que está acusado de un delito continuado de abusos sexuales. La madre que delató al presunto pederasta no tiene ninguna relación ni parentesco con el niño que aparece en el vídeo. Esta mujer se negó a que la imagen de su hija se difundiera en el blog de Juanri, que trató de convencerla para que cambiara de opinión. El joven insistió e incluso la amenazó para utilizar la foto de la niña en su sitio web.

Los hechos fueron muy comentados en el colegio privado donde estudiaba la menor, pero el bloguero siguió con su actividad en otros centros escolares de Valencia y otras provincias españolas. Juanri grababa, almacenaba y distribuía material pedófilo, según las investigaciones. La Guardia Civil se incautó de gran cantidad de archivos de pornografía infantil durante el registro de su domicilio en la pedanía valenciana de Massarrojos. El joven detenido también tenía en su ordenador imágenes de niñas en posturas poco naturales, por lo que la juez tomó declaración a cuatro menores para tratar de averiguar si también habían sufrido abusos sexuales.

Tras las correspondientes diligencias, la juez dictó el pasado 2 de junio un auto de procesamiento contra el presunto pederasta. Su abogada ha solicitado en dos ocasiones la libertad provisional, pero la magistrada entiende que no han cambiado las circunstancias que motivaron la adopción de la medida cautelar. Las acusaciones pidieron a la juez que mantuviera al pedófilo en prisión por el riesgo de fuga y reincidencia.

Juanri se enfrentará en el juicio a una condena que puede alcanzar hasta los 15 años de prisión, ya que la Guardia Civil le atribuye la presunta comisión de un delito continuado de abusos sexuales a un menor y otro de tenencia de pornografía infantil. Además, el procesado no ha colaborado con la justicia al negarse a declarar en diversas ocasiones.

Fotos

Vídeos