Un juez dicta una orden de alejamiento de la autopista AP-7 a una banda que cometía robos

Los cuatro detenidos, de origen albanokosovar, sustraían objetos de valor y dinero del interior de los vehículos estacionados en las áreas de servicio después de distraer a sus ocupantes

EFEBarcelona

Un juez ha dictado por primera vez una orden de alejamiento de 300 metros de la autopista AP-7 para los cuatro miembros de una banda de delincuentes que se dedicaba a cometer robos al descuido en las áreas de servicio de esta vía, principalmente a turistas, y que han sido detenidos.

Según han informado hoy los Mossos, la multirreincidencia del grupo en la comisión de este tipo de delitos ha llevado a que un juez haya dictado una orden de alejamiento de 300 metros de la AP-7 en toda Cataluña para los integrantes de la banda, una medida cautelar pionera para intentar evitar que los detenidos sigan delinquiendo.

Los cuatro detenidos, de origen albanokosovar, sustraían objetos de valor y dinero del interior de los vehículos estacionados en las áreas de servicio después de distraer a sus ocupantes diciéndoles que tenían la rueda pinchada y simulando que les querían ayudar.

La investigación, que se prolongó cerca de un mes, ha acreditado que los detenidos tienen un alto grado de especialización, que han perfeccionado a lo largo de los años, con roles muy definidos entre ellos.

Aparte de la orden de alejamiento y la retirada de los pasaportes de los detenidos, los Mossos han iniciado gestiones con los juzgados europeos de donde son originarias las víctimas para promover ruedas de reconocimiento virtuales y evitar que los casos se acaben archivando.

Los delincuentes acostumbraban a robar a personas extranjeras, que muchas veces se encuentran desorientadas, no suelen hablar los idiomas locales y acostumbran a llevar grandes cantidades de dinero.

Además, aprovechaban la temporada de verano, cuando hay una mayor afluencia de personas extranjeras en las autopistas para actuar. Posteriormente, abandonaban el país donde habían actuado durante un tiempo y continuaban delinquiendo en otros países.

De hecho, de los cuatro detenidos, solo uno tiene domicilio en Cataluña y el resto se alojaba de forma temporal en la comunidad durante el período en el que cometían los hurtos.

Los arrestados, que tienen antecedentes por hechos similares en Francia, Alemania e Italia, alquilaban vehículos para cometer los hurtos.

Los investigadores les achacan seis delitos cometidos en 20 días con los que obtuvieron más de 5.000 euros en metálico, aparte de apropiarse de objetos de valor como cámaras, teléfonos móviles, tabletas electrónicas y ordenadores.

Fotos

Vídeos